Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA. CONCEPCIÓN TALÓN. FISCAL JEFA DE BARCELONA

“Hablar de indultos está fuera de lugar; la pena está para cumplirla”

Talón asumió la jefatura de la Fiscalía de Barcelona en febrero de 2018, pasados los meses de mayor tensión por el 'procés'

concepcion talon
Concepción Talón, en su despacho.

Concepción Talón (Valencia, 1960) asumió la jefatura de la Fiscalía de Barcelona en febrero de 2018, cuando lo más duro del procés había pasado. Pero aún recuerda la “tensión y preocupación” de aquel otoño, la comunión entre los fiscales, pendientes “minuto a minuto” de lo que ocurría. Y una imagen grabada a fuego, que contempló desde la Ciudad de la Justicia de Barcelona: “Los tractores entrando por una Gran Vía sin tráfico... No sabía hasta dónde iba a llegar. Creo que aún no lo sabemos”. Poco amiga de conversar con periodistas, habla con una claridad que a ella misma le asusta.

Pregunta. En el otoño de 2017 cundió el desánimo en la Fiscalía. ¿Ha mejorado el clima?

Respuesta. Fue muy duro. Ahora estamos más tranquilos, pero aún en una época de calma tensa.

P. ¿Cree que la sociedad catalana está dividida?

R. Está más relajada, no hay tanta crispación... Es porque la gente ha dejado de discutir, de hablar de política en círculos familiares y de amigos. Así se evita el enfrentamiento. Pero sí hay división. Hay un sector muy importante que está tremendamente disgustado con la situación en Cataluña. Aún hoy piensas qué va a pasar, cuál va a ser el detonante...

P. ¿Qué opina de que el presidente, Quim Torra, diga “lo volveremos a hacer” cuando alude al 1-O y al procés?

R. Me produce tristeza oír al presidente de mi comunidad autónoma decir eso. Mientras, la política catalana está parada. La obsesión por ese tema es preocupante, hace que no presten atención a muchas necesidades sociales. ¿Lo volverán a hacer? Todo el mundo es libre para defender sus ideas, pero en el marco legal. Si encuentran el camino para hacerlo legalmente, la Fiscalía no intervendrá. No perseguimos ideologías.

P. Torra ha insinuado que no acudirá a su juicio por desobediencia...

R. Como ciudadano, ejerce su derecho. Se celebrará en su ausencia, como tantos otros.

P. Un informe del fiscal de vigilancia penitenciaria de Barcelona dice que los políticos en prisión preventiva en Cataluña han recibido trato de favor. ¿Lo comparte?

R. Totalmente. No han tenido el mismo trato los políticos que otros. Hasta los presos ordinarios se han quejado. Han recibido un número muy superior de visitas. También detectamos movimientos en los cargos directivos de los centros penitenciarios...

P. En caso de que el Tribunal Supremo condene a los procesados por el 1-O, ¿deberían cumplir pena en cárceles catalanas?

R. La Fiscalía duda de la imparcialidad del Govern por lo que llevamos visto. Si la administración penitenciaria está dispuesta a que cumplan como los demás, pueden hacerlo. Pero si se detecta un trato de favor, no podrían seguir cumpliendo aquí. En virtud del principio de igualdad y legalidad, la Fiscalía actuaría.

P. Con el cambio de gobierno, el independentismo pensó que la Fiscalía modularía su posición en el juicio del procés.

R. Y no ha sido así. El ministerio fiscal no está al servicio del gobierno, como se ha demostrado. Además, había cuatro primeras espadas llevando ese juicio.

P. ¿Qué opina de la posibilidad de un indulto?

R. Hablar ahora de indulto está fuera de lugar. Cuando se impone una pena, está para cumplirla. Se ha de recibir el reproche jurídico. Y existe la prevención general, que está funcionando: ha motivado que muchos políticos se hayan retraído un poco...

P. Los políticos presos despiertan la empatía de buena parte de la sociedad catalana.

R. Sí, se han puesto de manifiesto sus situaciones personales, están en prensa todos los días... Pero hay delincuentes comunes que también pasan situaciones personales delicadas y la sociedad lo desconoce. Además, la simpatía es solo de una parte de la sociedad, no de toda.

P. ¿Cree que, en el caso de Cataluña, la justicia se ha inmiscuido en asuntos de la política?

R. No creo que el poder judicial haya sustituido al ejecutivo. Pero los políticos no han sabido ver llegar este problema antes de que se produjeran unos hechos que sí entran en nuestras competencias. Tampoco le han puesto remedio. Y el poder judicial ha sostenido el Estado.

R. Tras la crisis de seguridad en Barcelona este verano, la alcaldesa, Ada Colau, cargó contra la Fiscalía por no acudir a las reuniones y desentenderse del tema.

P. No voy a las juntas porque el Ayuntamiento, un edificio público, lo preside un lazo amarillo. La alcaldesa lo sabe perfectamente. Ese lazo no muestra apoyo a unos presos, dice que en este país hay presos políticos. Y eso es tanto como llamarnos prevaricadores.

P. Colau dijo que fue “a buscar” a la Fiscalía...

R. Nos reunimos en mi despacho, pero no vino a buscarme, sino a hablar de seguridad. Me han sorprendido sus críticas. No he visto que asuma ninguna responsabilidad. Habló de Interior, de la fiscalía, de los jueces... Y ella tiene la responsabilidad de trabajar. Cuando Albert Batlle [teniente de alcalde de seguridad] dice que hay un problema de seguridad y se va a trabajar, como ciudadana me da muchísima más tranquilidad que si luego sale la alcaldesa y dice que no lo hay.

P. ¿Y qué está haciendo la Fiscalía por la seguridad?

R. En los hurtos, trabajamos para alejar a los reincidentes de ciertas zonas. Cuando vemos que alguien es muy activo en Ciutat Vella o el paseo de Gràcia, intentamos alejarle. Pero es difícil. Hace falta una reforma del Código Penal que compute los antecedentes para que los delitos leves de hurto se conviertan en delitos menos graves y así se pueda pedir prisión. Eso es sencillo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información