Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez investiga la presunta agresión de una profesora a una alumna por pintar una bandera de España

La Fiscalía tendrá que informar del delito que podría haber cometido la docente

La escuela Font de l'Alba, en Terrassa (Barcelona).
La escuela Font de l'Alba, en Terrassa (Barcelona).

Un juzgado investiga la presunta agresión de una profesora de Terrassa (Barcelona) a una alumna por pintar la bandera española. El juzgado de instrucción número 2 de Terrassa ha abierto diligencias para dirimir si la docente, a la que el Departamento de Educación ha abierto un expediente disciplinario por una falta leve, cometió algún delito. El juzgado también ha dado traslado a la Fiscalía para que informe del delito que pudo cometer la profesora para seguir la investigación.

Los hechos se remontan al pasado 17 de junio, cuando, según el relato de la familia,  una profesora del colegio Font de l'Alba de Terrassa agredió y echó del aula a su hija por pintar una bandera española en un trabajo de clase. La familia llevó a la menor a urgencias y, esa misma noche, puso una denuncia en la comisaría de los Mossos d'Esquadra. En el parte médico de urgencias del Hospital de Terrassa que circuló por las redes sociales, la menor refirió que la docente le gritó y le cogió por el cuello para expulsarla de clase por pintar una bandera de España y escribir la frase "Viva España". 

El Departamento de Educación también abrió una investigación para esclarecer lo sucedido y, tras varios días de pesquisas, concluyó que no hay "evidencia fehaciente de maltrato físico" ni motivación ideológica detrás. No obstante, sí abrió un expediente a la docente por una falta leve tras conocer que, presuntamente, la profesora le rompió el trabajo en público y la dejó sola en el pasillo.

La directora del centro envió un correo electrónico a los padres asegurándoles que la docente investigada no coincidirá como tutora de la menor durante el resto de la escolarización. Pero la familia ha rechazado la medida y ha pedido el cambio de colegio. "Mi hija no quiere ni verla, tiene miedo de la profesora. La medida no es suficiente porque va a seguir viéndola en los pasillos", ha asegurado la madre a EL PAÍS, que añade que todavía no les han asignado un nuevo colegio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >