Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La niña que denunció haber sido agredida por pintar una bandera española pide cambiar de colegio

La directora de la escuela de Terrassa asegura a la familia que la profesora denunciada no coincidirá con sus hijas en el aula

La escuela Font de l'Alba, en Terrassa.
La escuela Font de l'Alba, en Terrassa.

La familia de la niña que denunció haber sido agredida por una profesora en la escuela Font de l'Alba de Terrassa (Barcelona) por pintar una bandera española ha pedido el cambio de colegio. La directora ha enviado esta semana un correo electrónico a los padres asegurándoles que la docente investigada no coincidirá como tutora de la menor durante el resto de la escolarización, una medida que la familia no acepta. "Mi hija no quiere ni verla, tiene miedo de la profesora. La medida no es suficiente porque va a seguir viéndola en los pasillos", ha asegurado la madre a EL PAÍS, que añade que todavía no les han asignado un nuevo colegio.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 17 de junio cuando, según la versión de la familia, una profesora del colegio Font de l'Alba de Terrassa gritó y agredió a la niña, de 10 años, cogiéndola por el cuello y expulsándola del aula por pintar una bandera de España en un trabajo de clase. Los padres denunciaron los hechos ante los Mossos d'Esquadra, pero también ante Educación.

A raíz de ello, el Departamento abrió una investigación para aclarar lo sucedido en base a la denuncia ante la policía, la reclamación de los padres a los servicios territoriales, el informe de la maestra, el parte de urgencias y el informe de la dirección del centro. Educación concluyó que "no se ha podido evidenciar fehacientemente maltrato físico", pero sí detectaron que ocurrieron otros hechos que pueden ser constitutivos de una falta leve por parte de la docente, ya que presuntamente habría echado de clase a la menor dejándola sola en el pasillo y, además, habría roto en público su trabajo.

Igualmente, Educación descartó "motivación ideológica de la docente" por su reacción contra el dibujo de la bandera porque "también rechazó los símbolos y los dibujos de otros alumnos al considerar que no se ajustaban a los criterios dados al grupo en clase". Con todo, el Departamento abrió un expediente disciplinario a la profesora, que todavía continúa abierto. Además, estableció que la docente estuviese siempre acompañada de otra profesora en el aula los días que quedaban de curso.

La familia recibió esta semana un correo electrónico de la directora de la escuela comprometiéndose a que la profesora investigada no coincidirá como tutora, no solo de la hija afectada, sino también de sus otras dos hermanas, según ha avanzado este miércoles El Mundo. El Departamento de Educación evita comentar la misiva "porque está dentro de la autonomía de cada centro para comunicarse con las familias".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información