Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián inaugura un laboratorio tecnológico al servicio de la gastronomía

El Basque Culinary Center abre LABe para acoger a empresas que experimentarán productos y servicios creados en clave digital

Un investigador del Basque Culinary Center realiza pruebas en una máquina de cocción al vacío.
Un investigador del Basque Culinary Center realiza pruebas en una máquina de cocción al vacío.

El Basque Culinary Center (BCC) de San Sebastián, la primera universidad gastronómica de España, ha abierto este lunes un laboratorio de innovación tecnológica denominado LABe, dirigido a empresas emergentes que podrán testar productos y servicios relacionados con el arte culinario que hayan sido creados en "clave digital". Es la última revolución del Basque Culinary. Un centro de investigación, de última generación, ubicado en el Centro Internacional de Cultura Contemporánea Tabakalera, que, además de acoger a start ups, ofrecerá desde el próximo 22 de julio un espacio donde se podrán degustar menús personalizados vía Internet.

LABe-Digital Gastronomy Lab ocupa 1.400 metros cuadrados del prisma que corona el edificio de Tabakalera, muy cerca del centro de la ciudad, y contará con varias salas orientadas a crear y experimentar nuevos productos y experiencias gastronómicas que tengan un componente tecnológico. El director del BCC, Joxe Mari Aizega, ha destacado el área de "co-working", las cocinas experimentales y el espacio gastronómico abierto a la ciudadanía: "LABe supone profundizar en el futuro de la gastronomía en clave digital gracias a su enfoque internacional y multidisciplinar. Es un espacio que nos convertirá en referentes en la transformación digital de la gastronomía".

La iniciativa arranca con siete start ups de equipamiento de cocina que probarán su tecnología y posteriormente se llevarán a cabo dos convocatorias anuales para seleccionar 10 empresas emergentes que ensayarán sus productos. Entre los instrumentos de cocina que se probarán figura un robot de cocina que funciona por ultrasonido mediante un imán que mueve la cuchara del recipiente donde se cocina la comida. Otra máquina permite introducir en pequeñas bolsas los ingredientes que se van a cocinar al vacío y avisa de los diferentes tiempos de cocción de cada uno de ellos.

LABe dispone de una zona de trabajo para 30 personas que concentrará la actividad experimental y creativa. Será un polo de innovación que tratará de dar con soluciones tecnológicas al servicio de la mejora de la cadena de valor de la gastronomía, han explicado sus responsables. Egresados e investigadores del Basque Culinary gestionarán el "restaurante digital" que abrirá a mediados de este mes. Los clientes podrán elegir su menú desde una página web, variar los ingredientes que componen los platos y avisar de la hora a la que irán a recoger su comida.

El laboratorio cuenta con un comité de ocho expertos de la cocina que apoyarán a las empresas emprendedoras. Entre estos figuran Brita Rosenheim, de Better Food Ventures; Amit Zoran, investigador en gastronomía digital de la Universidad de Jerusalén, y Beatriz Romanos, de TechFoodMag.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >