Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo presidente de Sociedad Civil Catalana se vuelca en superar la crisis de la entidad

El exdiputado del PP, Fernando Sánchez Costa, elegido nuevo líder de la entidad constitucionalista

Fernando Sánchez Costa.
Fernando Sánchez Costa.

Fernando Sánchez Costa, nuevo presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), está decidido a pasar página y superar la crisis que ha vivido la organización los últimos meses. El exdiputado del PP, historiador y periodista, fue respaldado por unanimidad en la votación que se celebró este miércoles con 132 votos a favor, 10 abstenciones y ninguno en contra. Sánchez Costa se presentó a las elecciones de una entidad que nació en 2014 como respuesta al procés y en defensa de los valores constitucionales. El historiador  ha tomado el relevo a Josep Ramon Bosch, que asumió la dirección de la organización a principios de este año tras la dimisión en bloque de la anterior junta.

Uno de los objetivos de la presidencia de Sánchez es, precisamente, superar esa etapa de crisis interna y relanzar la actividad de Sociedad Civil Catalana: “En mi lista me acompañan personas de diferentes ideologías y perfiles bien distintos”, ha manifestado esta mañana en declaraciones al programa Els Matins de TV3. Àlex Ramos, el que será la mano derecha del nuevo presidente de SCC, es militante socialista, asumirá una de las vicepresidencias de la entidad junto con Alexandra López Liz y Xavier Marín. La nueva etapa quiere superar, de alguna manera, la visión de bloques y las etiquetas de antiindependentistas y constitucionalistas pero sin renunciar al fondo. SCC quiere ser un actor fundamental en la escena política catalana.

Una mixtura de la candidatura, según Sánchez, que quiere reflejar la voluntad de la entidad de ampliar la base: “tenemos 20.000 colaboradores en una estructura con pocos socios. Queremos impulsar una entidad que dé más juego a la participación y que impulse más actividades. El modelo de funcionamiento de Òmnium Cultural es un buen ejemplo”, ha precisado.

Sánchez reivindica el papel de SCC como un actor en la política catalana y española y ser la voz de los que no quieren la independencia en Cataluña. Lo quiere hacer con un mensaje constructivo pero sin dejar de denunciar los “abusos” que se puedan cometer contra “quien no es independentista”, según ha matizado.

El nuevo presidente de SCC ha pedido la baja como militante del PP para dedicarse "exclusivamente" a Sociedad Civil Catalana. Convencido de que Cataluña puede ser más inclusiva, responde al “lo volveremos a hacer” del presidente de la Generalitat Quim Torra respecto al procés. Sánchez se pregunta: “¿pero, qué es lo que harán? Porque eso no se ha sabido. En todo caso, nosotros volveremos a plantar cara”. Sánchez define el procés como un proceso muy tóxico que hay que superar y apuesta por recuperar los lazos que se han perdido entre muchos catalanes y España.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >