Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CoolRail: un tren fresquito para llevar frutas de Valencia a Rotterdam y ahorrar 12.000 camiones

El ferrocarril refrigerado viaja tres veces por semana y permite reducir las emisiones de CO2, entre un 70% y 90%, según la empresa

Operación de carga del Coolrail, en una imagen cedida por la empresa. En vídeo, el anuncio del tren.

El grupo Euro Pool System, proveedor de servicios logísticos y embalajes reutilizables para distribución agroalimentaria, ha puesto en marcha CoolRail, la primera conexión ferroviaria directa para el transporte de frutas y hortalizas frescas desde Valencia al norte de Europa, que dispone un tren refrigerado para llevar los productos desde Silla (Valencia) hasta la ciudad holandesa de Rotterdam tres veces por semana por ahora, y hasta cinco antes de que acabe el año.

Se trata de una iniciativa empresarial que aspira a convertirse en "catalizador de la economía circular" y ofrecer una transporte más sostenible que permita retirar de las carreteras más de 12.000 tráilers al año, ahorrar 22 millones de kilómetros y reducir en 15.000 toneladas las emisiones de CO2, esto es, entre un 70% y un 90%.

Así lo han explicado este martes el director de Euro Pool System para el Sur de Europa, Bartolomé Saro, y el responsable de tráfico internacional de la compañía, Fred Lessing, durante la presentación en Valencia del proyecto, que arrancó el pasado 6 de mayo, con la colaboración del operador ferroviario Shuttelwise, además de distintos retailers y compañías del ámbito de la logística de fruta y hortalizas, según indica una nota de prensa enviada este martes.

Cada Cool Rail equivale a 42 camiones. Cada tren carga 42 contenedores, ida y vuelta, tres veces por semana y durante 48 semanas al año. Cada contenedor refrigerado regula su temperatura en función del producto que transporta y cuenta con tecnología GPS que permite su localización y control remoto de la temperatura.

En el viaje de ida, se inicia en Silla (Valencia) con 31 contenedores cargados de productos frescos; en Barcelona se cargan otros 11 contenedores y se dirige con los 42 contenedores a Portbou, donde obligatoriamente tiene que hacer parada para cambiar de tren, debido a la diferencia en el ancho de vía. Tras perder unas diez horas en este proceso, vuelve a retomar el camino a Rotterdam, donde entrega los productos a un distribuidor mayorista u ofrece el servicio "puerta a puerta" combinado con el transporte por carretera.

A la vuelta, se retornan, plegados, los envases reutilizables que se usan para la distribución de este tipo de alimentos, aunque el proyecto está abierto a poder traer otros productos desde el norte de Europa y ya ha tenido alguna experiencia en este sentido. Las tarifas pueden oscilar entre los 1.800 euros por contenedor en verano y los 2.500 euros en invierno, aunque depende también del producto a transportar.

Según Bartolomé Saro, Cool Rail "se enmarca en un cambio de tendencia global en la movilidad. Se trata de buscar formas de transporte más sostenibles que, en este caso, ayuden a impulsar las exportaciones de España hacia el norte de Europa de forma más eficiente y, al mismo tiempo, respetuosa con el medioambiente".

En este sentido, ha destacado que aunque el tren tarda en hacer el recorrido Valencia-Rotterdam 48 horas, lo mismo que en camión con un conductor, su "impacto medioambiental es menor". Además, la intención es reducir el tiempo de llegada a Europa y si ahora los vagones viajan a 100 km/h, ya se están haciendo pruebas para aumentar la velocidad. No sin olvidar el compromiso de la compañía para reducir su huella de carbono un 20% en 2025.

Más conexiones en el futuro

La de Valencia-Rotterdam es la primera conexión pero aspira a ser "solo el principio" de una red más extensa, ha apuntado Fred Lessing, quien ha señalado que en el futuro pretende seguir implantando de forma regular conexiones CoolRail a otros destinos prioritarios para las exportaciones españolas, como Alemania, Reino Unido y Escandinavia, destinos donde ya ha empezado a operar de manera esporádica.

La iniciativa pretende fomentar, además, la ampliación del Corredor Mediterráneo desde Almería a la Jonquera, para favorecer e impulsar las exportaciones españolas hacia el norte de Europa.

En este sentido, Bartolomé Saro ha subrayado que Cool Rail también va a dar "un impulso al Corredor Mediterráneo, poniendo en bandeja las posibilidades de cargar el producto directamente en Murcia, Almería, etc. cuando ahora hay que llevarlo por carretera hasta Silla (Valencia) y aquí subirlo al tren". La idea es que "vaya al origen los más posible", ha dicho.

Así ha asegurado una "ayuda mutua" entre el Corredor Mediterráneo y los proyectos Cool Rail del grupo Euro Pool System.

En 2018, según datos de FEPEX, la exportación española de frutas y hortalizas frescas alcanzó los 12.832 millones de euros. La exportación a la Unión Europea representó el 94% del total, con Alemania, Francia y Reino Unido, en ese orden, como principales destinos. Por Comunidades Autónomas, Andalucía y la Comunidad Valenciana son las principales exportadoras de frutas y hortalizas.

En la puesta en marcha de CoolRail, Euro Pool System ha colaborado con los siguientes socios: Shuttlewise, Bakker Barendrecht/Albert Heijn, Visbeen, Kloosterboer, DailyFresh, EasyFresh, Primaflor, Bollo, Agroiris, Fruveg, TobSine, Pozo Sur y Samskip.

Euro Pool System es líder del mercado en el ámbito de los embalajes reutilizables para la cadena de suministro de alimentos frescos en Europa. Cuenta con una red europea de unos 71 centros de servicio en 15 países y presta servicios en 30 países. En 2018 registró un volumen de negocio de 310 millones de euros y gestionó 1.100 millones de envases

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >