Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía acusa a la Generalitat de excarcelar a Oriol Pujol por ser hijo de un expresidente

El ministerio público sostiene que el exdirigente de CiU ha recibido un tercer grado encubierto de forma indebida

oriol pujol
Oriol Pujol (a la izquierda), tras abandonar la cárcel de Brians 2, en marzo. EFE

La Fiscalía ha arremetido con dureza contra la concesión de "un tercer grado encubierto" a Oriol Pujol, que desde el 31 de mayo sale de lunes a sábado de la cárcel para trabajar y hacer tareas humanitarias, con la aplicación de un artículo del reglamento penitenciario. El Ministerio Público sostiene que el exdirigente de CiU no ha pasado ni dos meses en prisión, condenado por corrupción política, y ya ha recibido un tercer grado, anulado por la juez de vigilancia penitenciaria, y, una semana después, una medida excepcional que le permite salir de nuevo de la cárcel durante el día, más horas incluso que antes. 

"La aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario debe tener un carácter excepcional", dice el Ministerio Fiscal, y "lo único excepcional que concurre en el presente supuesto es que el interno es hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña [Jordi Pujol], miembro destacado durante muchos años del partido fundado por su padre, que dicho partido es antecedente directo del que actualmente gobierna en la Generalitat". Por todo ello, concluye, "a nadie se le escapa" que la forma en la que Oriol Pujol logra salir cada día a la calle, primero con un tercer grado que ha sido revocado y ahora a través de un artículo del reglamento penitenciario, "se debe a la decidida voluntad de la Administración de que el interno permanezca el mínimo tiempo en prisión". 

En un escrito de 10 páginas, el Ministerio Público se opone a la medida concedida al exdiputado porque considera que no se ha justificado de qué forma su trabajo como asesor, de lunes a sábado, y las actividades de voluntariado le servirán para tratarse y reinsertarse debidamente tras los delitos de "cuello blanco" que ha cometido: condenado en el caso de las ITV por tráfico de influencias, soborno y falsificación documento a un año y 18 meses de prisión. "Nos encontramos ante un tercer grado encubierto y una total falta de respeto" al auto de la juez que revocaba el tercer grado concedido en marzo, añade. 

El fiscal señala también que el equipo que decide aplicar a Oriol Pujol el reglamento penitenciario para flexibilizar su situación llevaba "solo cinco días reales de observación", puesto que el exdiputado reingresó a una nueva prisión después de que se le concediese el tercer grado. Tras ese tiempo, "no se está en condiciones de realizar lo que de hecho es una nueva clasificación de tercer grado, incluso con un horario en los días lectivos más amplio de lo que se tenía". Por lo que, insiste, se trata de una "forma encubierta de incumplir la resolución judicial de revocación del tercer grado".  

Y critica también que en la adopción de la medida no se especifican datos esenciales para tomarla, como los déficits que presenta el interno, la actividad en concreto que realizará, de qué manera influirá "positivamente en la superación" de los problemas que presenta, y por qué no se puede trabajar en prisión. "Nada de ello se indica en los informes de la junta de tratamiento, más allá de una genérica referencia a las actividades a realizar, pues con solo cinco días de observación es imposible conocer esos déficits y programar una actividad positiva para superarlos", reitera. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >