Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Hernández sí habría tenido ayudas en Valencia para publicar en castellano

El presupuesto de Cultura contradice la afirmación de Toni Cantó en la investidura de Puig sobre la imposibilidad de que el poeta recibiera apoyo por no escribir en valenciano

Toni Cantó, el jueves, en las Cortes valencianas.
Toni Cantó, el jueves, en las Cortes valencianas. EFE

El portavoz de Ciudadanos en las Cortes valencianas, Toni Cantó, utilizó la figura de Miguel Hernández, en una polémica afirmación, para acusar al Gobierno de Ximo Puig de negar ayudas a la edición de libros en castellano, algo que no es cierto, ya que las obras en esta lengua sí reciben subvenciones.

Casi 170.000 euros fueron destinados en 2018 por la Consejería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte que dirige Vicent Marzà (Compromís) a la producción editorial en castellano, dato que contradice la llamativa afirmación formulada este jueves por Cantó durante el debate parlamentario de investidura del socialista Puig para un segundo mandato.

Cantó dijo: "Ustedes son los de la lengua única, señor Puig. Miguel Hernández no hubiera podido publicar en la Comunidad Valenciana en la que lleva Cultura el señor Marzà. No hubiera podido publicar porque no hubiera tenido ni una sola ayuda, señor Marzà, por publicar en castellà".

Los datos, sin embargo, contradicen la afirmación. La Consejería que dotó en 2018 con un total de 424.773,60 euros las ayudas anuales a la producción editorial, el 60% para libros editados en valenciano y el 40% para obras publicadas en castellano, según las bases reguladoras para la concesión de subvenciones aprobadas en marzo de ese año.

Todos aquellos libros "publicados en castellano y en valenciano por empresas editoriales comerciales que tengan como actividad la edición de libros en la Comunitat Valenciana y posean número de Depósito Legal del año 2017" eran objeto de estas subvenciones, que se someten a los criterios estipulados por la UE. De acuerdo con la normativa comunitaria, ninguna empresa puede recibir más de 200.000 euros a lo largo de tres ejercicios fiscales en concepto de ayudas públicas.

En julio de 2018, la Consejería resolvió adjudicar sus ayudas anuales a 33 editoriales por libros publicados en castellano y a 31 por títulos en valenciano (algunas participaban en ambas modalidades).

Además, la realidad que describía el diputado de Cs contrasta con las últimas cifras oficiales sobre distribución por comunidades autónomas de los títulos editados en España en las distintas lenguas cooficiales, datos de 2017 que demuestran que el 65,3% de los publicados en la Comunitat Valenciana eran libros en castellano. Las obras en valenciano representaban el 18,5 % del total, mientras que en Galicia ascendía a un 41,8% el número de libros editados en gallego y, en el País Vasco, los títulos en euskera suponían el 28,6% del total.

Fuentes de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana consultadas por EFE enmarcan la apelación de Cantó a la figura de Miguel Hernández en el contexto del lenguaje que se utiliza en un debate parlamentario. Hablan de "una exageración" retórica, "un ejemplo" para advertir de "lo que puede pasar en el futuro si se sigue con esta política de inmersión lingüística a la catalana".

"Es una crítica a la política lingüística de imposición del valenciano", de modo que Cantó pretendía llamar la atención sobre el hecho de que "ahora sería más difícil encontrar apoyo institucional para editar libros en castellano", ya que, según Cs, el actual Ejecutivo ha multiplicado por 2,7 las ayudas al fomento de esta lengua y, "de seguir así", se acabaría en la situación sobre la que alerta su portavoz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >