Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda vuelve a ahogarse en la orilla

La primera victoria del PSOE desde 1987 y la irrupción de Más Madrid no impulsan el cambio de Gobierno

Ángel Gabilondo, durante la noche electoral.

La primera victoria del PSOE en la Comunidad de Madrid desde 1987 no ha servido para que la izquierda recuperara el poder en una región en la que no gobierna desde 1995. El éxito electoral de Íñigo Errejón, que ha logrado que Más Madrid irrumpiera con fuerza en la Asamblea (20 diputados), se ha fraguado a costa del PSOE de Ángel Gabilondo (37, los mismos que en 2015) y del Podemos de Isabel Serra (siete, 20 menos que hace cuatro años), por lo que la suma de las tres formaciones no ha alcanzado para desbancar al bloque de la derecha (PP, Cs y Vox) del poder.

“Estaremos en la Asamblea de Madrid luchando por conseguir condiciones de una vida digna y justa”, ha dicho Gabilondo tras conocer el resultado. “No renunciamos a gobernar”, ha añadido el candidato socialista. “Yo vine aquí para aglutinar fuerzas y además voy a intentarlo. Voy a hablar con los candidatos de los otros partidos para ver qué planes tienen en la comunidad. Si ya ellos han quedado en otra cosa, nos lo dirán con toda confianza”, ha seguido Gabilondo, resaltando que para que esa suma tenga éxito deberá contar “con la ultraderecha” de Vox. “No cejaremos en luchar en Madrid por una sociedad vertebrada en torno a la equidad, a la igualdad y a un bienestar sin exclusiones. Esto no ha sido derrotado hoy [por el domingo]”.

La derrota fue la del nuevo modelo para intentar que la comunidad girara a la izquierda. Más Madrid nació como plataforma electoral con el argumento de que era necesaria para ampliar ese espacio ideológico en la región. Ese electorado representó un 48% de los votos en 2015, 64 diputados y dos partidos en la Asamblea. Ayer, con el 97% de los sufragios escrutados, se quedó en un 47,6%, 64 diputados y tres formaciones. Cifras que no fotografían un avance y que resumen una opa hostil, la lanzada por Errejón contra Podemos en Madrid.

“La división de la izquierda no ha ampliado el campo político”, ha criticado, con dureza, Isabel Serra, la candidata de Unidas Podemos IU Madrid en Pie. “Tenemos el mismo número de escaños en suma que lo que teníamos hace cuatro años”.

No obstante, al sumar a Equo a su proyecto, Más Madrid ha abierto un hueco electoral en Madrid que se corresponde con el que tenía Iniciativa en Cataluña, con el que tiene Compromís en la Comunidad Valenciana o, potencialmente, con el de los verdes en Alemania. Una vía a explorar que incluso podría tener su traslado al conjunto de España si los malos resultados autonómicos de Podemos provocan una crisis en el partido.

El modelo de Compromís

“Lo que ha habido es una ruptura de Podemos en sus dos almas, que son concepciones diferentes desde ópticas contrapuestas de lo que podría ser el partido”, analiza el politólogo Pablo Simón. “En Más Madrid están todos los que emergen de una izquierda más asimilable a Iniciativa per Cataluña o Compromís. Una izquierda más posmaterial, no de matriz marxista”, sigue. “Y mientras, Podemos sí viene más ligado a esa concepción”.

Mientras los líderes de Más Madrid deciden sus próximos pasos, la izquierda volvió ayer a quedarse con la miel en los labios. En 2015, IU se quedó fuera de la Asamblea con 130.000 votos —no cumplió con el requisito de sumar al menos el 5% de los sufragios— y las fuerzas conservadoras invistieron a Cristina Cifuentes por un solo diputado. Ahora, cuando por primera vez han entrado tres partidos de izquierdas en la Cámara, y otros tantos de derechas, han faltado tres representantes para hacer a Gabilondo presidente.

Como consecuencia, las fuerzas conservadoras gobernarán cuatro años más en la Comunidad de Madrid, superando el cuarto de siglo en el poder.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información