Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP busca resistir en Barcelona

El CIS pronostica que los populares podrían mantener dos ediles y excluye su desaparición del Consistorio

El candidato del PP a la Alcaldía de Barcelona, Josep Bou, visita una muestra de comercio de Sants-Les Corts.
El candidato del PP a la Alcaldía de Barcelona, Josep Bou, visita una muestra de comercio de Sants-Les Corts. Europa Press

El Partido Popular estaba este jueves muy pendiente del ordenador y de las noticias del CIS. Pablo Casado, líder del partido, se mofó con sorna cuando el instituto demoscópico vaticinó su derrumbe el 28-A. Pero el sondeo acertó la caída histórica de la formación y por eso los populares aguardaban expectantes la predicción para el Ayuntamiento de Barcelona. Este jueves al menos les ha dado una alegría. El CIS ha arrojado que el PP podría obtener entre dos y tres concejales con opciones de repetir sus actuales tres ediles. El sondeo está lejos, por tanto, de las encuestas que predecían su desaparición.

En estado crítico y con apenas representación municipal -cuatro diputados en el Parlament y el acta que logró Cayetana Álvarez de Toledo- el PP intenta en estos comicios resistir el huracán que amenaza con convertirlo en un partido residual en Cataluña. De la mano de Josep Bou, un empresario independiente con una cadena de panaderías, el PP busca mantenerse a flote. Su lema central es Centrados en el futuro -la idea fuerza a nivel nacional- y el particular es Barcelona libre, explicaron fuentes del partido, de todas estas cosas: "Manteros, ocupas, CDR y narcopisos; de populismos y separatismos; de símbolos que dividan, de turismofobia y trabas burocráticas a emprendedores y a favor de expresarse libremente en catalán y castellano, ha explicado.

La lista incorpora a otros independientes procedentes de colectivos como Espanya i catalans, la Asamblea nacional Española o Tabarnia. Bou destaca que el partido no incorpora a ningún político socialista en alusión al supuesto estigma que persigue a ERC, con Ernest Maragall, o al mismo pasado político de Manuel Valls. Consciente de que será uno de sus rivales, ha afirmado hoy cuando se le ha planteado en un coloquio por qué se le debería votar a él y no al expolítico francés: "Si se jugara un partido España-Francia yo iría con la selección española, es evidente. ¿Pero con quien iría él?", se preguntó.

Acompañado de Alejandro Fernández, presidente del partido -"Bou quiere seguridad, orden y propiedad privada"-, el candidato ha ofrecido esta mañana una conferencia en el Nueva Economía Fórumen el que ha dejado varias de ideas: quitaría carriles bicis -aunque, ha matizado, otros los pondría; ha lamentado que Ada Colau esté destruyendo La Meridiana con su política anticoches -"Si es lo mejor que se ha podido inventar: metes dentro a la familia cuando llueve"-; eliminaría la tasa turística y poner fin a la "patadita en la puerta" en alusión a la ocupación de pisos.

La seguridad es el eje de su campaña y hoy celebrará un acto en la calle de Hospital en contra de los narcos pisos. Igual que la candidatura impulsada por el político apoyado por Ciudadanos, propone crear 1.500 nuevas plazas de Guardia urbana. Bou contará en esta campaña con el respaldo de una plataforma digital Jo con Bou y se ha prestado a visitar y reunirse en la casa de los vecinos que se lo pidan. Pablo Casado participará en un acto de su campaña y aún no está previsto que lo haga Álvarez de Toledo. No lo hará su antecesor, Alberto Fernández Díaz ni Xavier García Albiol.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información