Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empresario Josep Bou será el candidato del PP al Ayuntamiento de Barcelona

El presidente de Empresaris de Catalunya fue crítico con Rajoy por su gestión del desafío independentista

Josep Bou, durante su comparecencia en una sala del Parlamento Europeo.
Josep Bou, durante su comparecencia en una sala del Parlamento Europeo. REUTERS

El presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, es el nuevo candidato del PP a la alcaldía de Barcelona tras la renuncia de Alberto Fernández a repetir como cabeza de lista popular en la capital catalana. Los populares han recurrido a un independiente para las municipales en Barcelona, muy crítico en su momento con el presidente Mariano Rajoy por haber permitido la consulta ilegal del 9-N y su gestión del desafío independentista.

Lo ha anunciado este miércoles el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, en un mensaje de Twitter en el que ha agradecido a Bou "su valentía y compromiso con Barcelona". El empresario ha presentado su candidatura por la tarde bajo el lema "Será mejor, serà de tots" en el Monumento a las víctimas del Terrorismo (frente a Hipercor) de la capital catalana. El próximo domingo será proclamado como aspirante a la alcaldía de Barcelona por el presidente popular, Pablo Casado, quien había anunciado un "potente fichaje" para las elecciones municipales.

Bou se ha presentado en sociedad acompañado por el presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), José Vargas, junto a una veintena de amigos. En los carteles de su presentación había críticas expresas a Ada Colau y a Quim Torra pero no ni rastro de los símbolos ni las siglas del PP. De hecho, el único representante del partido que había en la presentación era el exdiputado catalán Juan López Alegría.

El candidato ha asegurado que ha acordado con Pablo Casado que será el propio Bou quien confeccione la lista electoral. Bou ha comenzado su presentación remarcando: “No soy político. Soy un independiente en la candidatura del PP a la alcaldía de Barcelona. Aquí se viene a servir. Mi ayuntamiento no tendrá color ni rojo, ni azul, ni naranja ni morado. No tengo ideología, mi Ayuntamiento será la pura gestión”.

La primera intervención ha sido para cargar contra Torra y Colau : “El independentismo del señor Torra se codea con Otegui. Yo no soy político pero la violencia me parece una fatalidad. Barcelona con Colau y el separatismo se ha convertido en la zona cero del populismo”.

El candidato ha asegurado que su principal baza para la ciudad es el empleo. “En décadas de trabajo he dado empleo a miles de personas. Hay que apoyar el crecimiento y la creación de puestos de trabajo. Sé lo que es contratar a un trabajador y verle la cara. Ese día te sientes muy bien”, ha remarcado. Luego ha vuelto a cargar contra el independentismo: “Barcelona no puede ser capital de ninguna República. República es una palabra importante y, por qué no, puede ser hermosa; pero lo que están haciendo en Cataluña es una republiqueta”. Bou ha proseguido criticando que Barcelona “no debe ser el lugar donde el Rey se sienta mal. Barcelona no es Eslovenia. Barcelona es España. Eslovenia huele a violencia, enfrentamiento, discordia y muerte”.

En la primera aparición pública ha remarcado que pronto hablará con Manuel Valls y descarta formar parte de una lista conjunta. “Yo soy el espacio de la derecha centrada y Valls de la izquierda centrada. Si necesito su ayuda para ser alcalde se la pediré y si él necesita la mía se la daré”, ha argumentado. También ha dedicado palabras para Vox: “No me preocupa es la derecha constitucional”.

El candidato renunciará a la presidencia de la organización de empresarios catalanes y, si sale elegido, ha asegurado que también renunciará al sueldo, coche oficial y seguridad. La anécdota de la tarde es que, al igual que Valls, Bou tampoco sabe el precio del billete de Metro en la capital catalana.

Barcelona no es una plaza fácil para el PP, que cuenta ahora con solo tres concejales en el Ayuntamiento. La candidatura del ex primer ministro francés Manuel Valls generó cierto debate en el partido, donde había quien veía con buenos ojos una candidatura conjunta, pero finalmente los populares han optado por presentarse con sus propias siglas, escarmentados por otros experimentos similares que no salieron bien, como ocurrió en Navarra. Los populares no suelen recurrir a fichajes externos. El problema de los independientes, afirma un veterano dirigente, "es que lo son". Las figuras que aparecían en las quinielas, como la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, o la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, se descartaron porque, entre otros motivos, las perspectivas no son buenas para los populares en las próximas elecciones municipales en Barcelona.

Además de Bou ayer presentó su candidatura a alcaldía de Barcelona es el empresario alemán Karl Jacobi, conocido por su discusión con el presidente del Parlament, Roger Torrent, en marzo pasado en el Círculo Ecuestre, cuando le acusó de mentir a los catalanes, de generar división y pidió cárcel para los políticas independentistas. Jacobi será cabeza de lista de la formación Nosotros. Partido de la regeneración social, una candidatura en la que en los primeros puestos también estará quien fue pareja de Jordi Pujol junior, Victoria Álvarez.

El empresario aseguró que viene “a trabajar mucho y hablar poco” y ayer expuso las bases de su candidatura. Cumplimiento estricto de la ley, oposición a la “prepotente tiranía soberanista” y una descarnada crítica a la alcaldesa Ada Colau, a quien acusó de “violar el Estado de derecho” y de haber convertido Barcelona en “el caos”.

Jacobi aseguró que mucha gente le ve “como un héroe” y que quiere ser el alcalde porque “sin Barcelona el soberanismo no levantará cabeza”. El alcaldable se explayó y rebautizó a Colau como “Inmaculada Colau y los cuarenta ladrones”, “una banda de inútiles, parásitos y desaprensivos que se han apoderado de la ciudad como si fuera su finca” y “nos están robando el futuro, la paz, la convivencia y hasta las casas y las vidas”. Entre otras cuestiones, acusó a la alcaldesa de vaciar la caja del Ayuntamiento hasta el punto de no poder pagar a los funcionarios, de ser responsable de una caída del turismo del “40%”, de un “alarmante aumento del paro” o de que en la ciudad se produzcan “600 delitos al día”.

El presidente de Nosotros es el ex concejal y portavoz del PP en Palafolls (Maresme), Óscar Bermán Boldú, que hace dos años insultó y descalificó a Colau asegurando que “en una sociedad seria y sana, estaría fregando suelos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información