Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro de la Ciudad de la Justicia enfrenta a los partidos

Carmena propone trasladarla a Chamartín y Almeida retomar el proyecto de Valdebebas

El futuro de la Ciudad de la Justicia, el proyecto para concentrar sedes judiciales que la Comunidad abandonó tras gastarse más de 100 millones de euros, provocó ayer el primer enfrentamiento de los partidos en la campaña. El lunes, Manuela Carmena (Más Madrid) apostó por retomar el plan en una nueva ubicación, aprovechando la Operación Chamartín. Sin embargo, José Luis Martínez Almeida (PP) abogó por reactivar el proyecto de Valdebebas. Aunque la competencia es autonómica, cambiar de lugar podría afectar al Ayuntamiento y al Gobierno central.

Imagen de la Ciudad de la Justicia. Ampliar foto
Imagen de la Ciudad de la Justicia.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no pierde la esperanza de desbloquear en este mandato la Operación Chamartín, ahora llamada Madrid Nuevo Norte, pendiente de un informe de la Comunidad Autónoma. Y quiere que en los terrenos que se construirían alrededor de la estación se instale la Ciudad de la Justicia, según dijo este lunes en el debate de candidatos organizado por EL PAÍS y la cadena Ser. Carmena calificó de “vergüenza y escándalo” el fallido proyecto de “la señora Esperanza Aguirre” y recordó que el único edificio construido, en Valdebebas, “ahora mismo es la sede de una cantidad de conejos y no vale para nada”. “Pero hace falta una Ciudad de la Justicia”, añadió. “Tiene que estar en Madrid Nuevo Norte”.

Dinero perdido en un proyecto fallido

  • Más de 100 millones en obras inacabadas. La sociedad Campus de la Justicia fue finiquitada en julio de 2014 sin cumplir ninguno de sus objetivos. Dejó un patrimonio neto de 25.082.339 euros, del total de 130 millones que le inyectó la Comunidad.
  • Maquetas de 1,5 millones. Los costes también se dispararon en el acto de colocación de la primera piedra (1,4 millones).
  • 72 viajes a Nueva York, Singapur, Múnich o Milán. Los gastos promocionales incluyeron un vídeo que costó 900.000 euros, a lo que se sumaron otros 200.000 en paraguas, gorras o camisetas promocionales.

La propuesta de la alcaldesa —que requeriría del visto bueno del Gobierno central y del autonómico— obligó ayer a posicionarse a todos los partidos. Aunque la competencia en la materia es regional, la función del Consistorio en un proyecto urbanístico como este consistiría en aprobar o rechazar el planeamiento urbanístico, ya sea un desarrollo sobre suelo público o privado.

“Madrid Nuevo Norte es una quimera y ni se sabe cuánto va a tardar en su desarrollo”, afirmó Martínez Almeida (PP) en un desayuno informativo en el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM). “Procede apostar por Valdebebas como el modo más rápido de la unificación de las sedes judiciales”, subrayó, pese a reconocerse abierto a otras posibilidades. Un planteamiento que no tuvo eco en la candidatura autonómica del PP, encabezada por Isabel Díaz Ayuso, al tratarse de “un asunto judicializado”.

“Pepu Hernández no se cierra a estudiar la idea de Carmena en el marco del Consorcio de administraciones que propone crear para Madrid Nuevo Norte”, indicaron fuentes del PSOE.

Ciudadanos, que recordó que se trata de un asunto judicializado, consideró que en Madrid Nuevo Norte “no existe sitio para esta ciudad”. “El desarrollo urbanístico de Valdebebas se planificó en torno a la Ciudad de la Justicia por lo que lo lógico sería que se implantará allí”, añadieron desde el equipo de Begoña Villacís.

“En ningún caso debería enmarcarse la concentración de edificios judiciales dentro de una operación urbanística especulativa como la propuesta para Chamartín”, descartó Carlos Sánchez Mato. Para el candidato de la coalición Madrid en pie municipalista “sí tendría sentido una operación de concentración como una futura Ciudad de la Justicia, si se enmarcase en el necesario reequilibrio territorial”, es decir, si se hiciera en suelo dotacional sin uso que hay disponible en distritos periféricos como Vallecas, Carabanchel o Villaverde.

En la misma línea se expresó la candidatura de Isabel Serra, aspirante regional de Podemos: “No apostamos por una obra faraónica. La justicia tiene problemas más acuciantes”.

En general, todos los partidos están de acuerdo en la necesidad de concentrar sedes judiciales para ahorrar tiempo y dinero. Solo la fiscalía tiene que mover 1.000 toneladas de papel al día entre los distintos juzgados, según su memoria anual. Y eso tiene un coste que se multiplica cuando se suma el de los distintos juzgados. Aunque el PP ha impulsado en esta legislatura la concentración de sedes judiciales, la oposición considera insuficiente el esfuerzo.

“Lo que se ha hecho es intentar concentrar las sedes, pero siguen dispersas”, dice Pilar Llop (PSOE). “Hablan de un núcleo penal en Julián Camarillo, pero solo alcanza a los juzgados penales y los de violencia”, afirma. “Los de instrucción están en Plaza de Castilla, a 8 kilometros, y otra parte en la calle Santiago de Compostela, a 14”, añade. “Con la Ciudad de la Justicia lo primero que hay que hacer es una auditoría”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información