TSJ Cataluña

Torra propone declarar por los lazos amarillos en plena campaña de las municipales

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña aún tiene que fijar la fecha de la comparecencia

Quim Torra, en el Parlament, en una imagen de archivo.
Quim Torra, en el Parlament, en una imagen de archivo.Quique Garcia / EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, tiene pendiente declarar como imputado por la querella que presentó la Fiscalía por desobediencia con relación a los lazos amarillos en edificios públicos. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) consultó de manera informal la disponibilidad del 'president' y éste ha sugerido la fecha del 15 de mayo. Se trata del primer miércoles de campaña electoral para las elecciones municipales y europeas. Con todo, es el TSJC el que ha de fijar la fecha definitiva y la Fiscalía o el juez instructor pueden presentar alegaciones respecto a la fecha sugerida por Torra.

Más información

La Fiscalía acusa a Torra de desatender el mandato de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos de "forma consciente y deliberada", después de que mantuviera dicha simbología "partidista" en la Generalitat, "aunque fuera de forma encubierta". 

La demanda fue presentada por la Fiscalía Superior de Catalunya y apuntaba a que el presidente mantuvo la simbología "en numerosas dependencias y establecimientos públicos", en una actuación "dirigida por él" aunque fuera de forma encubierta o simbólica, ya que en un primer momento los lazos amarillos se sustituyeron por pancartas que pedían la "libertad de los políticos presos y los exiliados" con un lazo blanco.

Después del embrollo por la retirada de la simbología independentista que colgaba de los edificios institucionales, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) abrió una investigación contra el presidente por un presunto delito de desobediencia. El TSJC se declaró competente para indagar los hechos y ahora cita a Torra por este delito, que puede ser castigado con penas de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

En marzo, la Junta Electoral remitió reiterados requerimientos a Torra para retirar la simbología independentista por considerar que atentaban contra la neutralidad institucional en periodo electoral. El presidente catalán se resistió a hacerlo, y no fue hasta el último momento —cuando los Mossos d'Esquadra estaban a punto de retirar las pancartas del Palau de la Generalitat— que Torra accedió a sustituir la pancarta en defensa de la libertad de los políticos independentistas encarcelados.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50