Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Urbana evita que se instale venta ambulante en la zona de Colón

La policía municipal ocupa el Portal de la Pau antes de la llegada de los manteros

Dos agentes de la Urbana en el lugar donde se instalan los manteros
Dos agentes de la Urbana en el lugar donde se instalan los manteros

La Guardia Urbana junto con la Policía Portuaria han puesto en marcha, esta mañana, un dispositivo para expulsar la venta ambulante en el Portal de la Pau, la zona litoral barcelonés cercana al monumento de Colón. Furgonetas con agentes -con un operativo similar al que llevaron a cabo a mediados de febrero en el intercambiador ferroviario de plaza Catalunya- se han instalado allí minutos antes que los manteros. Los agentes permanecerán en la zona de forma indefinida para evitar que los ambulantes se instalen en el zoco de venta ilegal que lleva meses cronificado junto a la Rambla. En esta ocasión los Mossos d’Esquadra no han participado en un operativo en el que no habido detenidos ni se ha requisado material falsificado.

El Ayuntamiento de Barcelona, la Delegación del Gobierno y el Port de Barcelona llevan dos meses negociando que tipo de intervención se realiza en esta zona portuaria. Tras varias reuniones entre la delegada del gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, la subdelegada del gobierno en Barcelona, María Montserrat García, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello y el comisionado de seguridad en Barcelona, Amadeu Recasens, se decidió que la Guardia Urbana de Barcelona dirigiera un operativo. La intervención cuenta con una presencia de agentes similar al que se llevó a cabo en el intercambiador. Un operativo que según el consistorio ha “disminuido vendedores ambulantes que venían de otras poblaciones para vender en la estación de Renfe”.

En el Portal de la Pau los agentes llevan semanas realizando operativos diarios para reducir la presencia de vendedores. Unas intervenciones que se realizaron en vísperas al desalojo indefinido llevado a cabo hoy. Según el Consistorio, en el resto del Frente Marítimo, sobre todo en la Barceloneta, se seguirá actuando periódicamente priorizando las zonas más cercanas al comercio.

El pasado mes de febrero, una semana antes del Mobile World Congress, se llevó a cabo el desalojo del intercambiador del tren y metro de plaza Catalunya en una actuación policial que llevaba orquestándose desde octubre. En la instalación ferroviaria el Consistorio solicitó a la Generalitat que fueran los Mossos d’Esquadra los que tomaran la iniciativa en el desalojo al tratarse de una instalación ferroviaria cuya competencia depende de la administración autonómica. Los Mossos exigían que fuese la Urbana ya que entendían que la venta ambulante ilegal era de la Guardia Urbana. Al final fue el Consistorio quien dirigió el operativo al igual que en esta ocasión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información