Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sexo disfrutón frente a polvos consumistas

El Festival La Boca Erótica presenta en su sexta edición un total de 30 películas del 11 al 13 de abril

Captura de uno de los cortos que se va a presentar en el festival Ampliar foto
Captura de uno de los cortos que se va a presentar en el festival

“Actualmente, practicar sexo parece un mero acto de consumo, pero la sexualidad es mucho más, es política y arte”, cuenta el director de La Boca Erótica, Asier Muñiz. Este festival de cine de temática sexual, que celebra su VI edición en Madrid (desde este jueves y hasta el sábado; entrada: 5 euros) en el Círculo de Bellas Artes (Alcalá, 42), pretende afrontar la sexualidad desde un punto de vista social y sin barreras de género.

“Hay que entender la información que recibimos a diario sobre el sexo y cómo se relacionan con nuestros afectos”, explican desde la organización. Por ello, en esta cita el sexo se aborda desde una perspectiva “positiva y natural” a través de 30 películas. Más de la mitad (16) son estrenos absolutos en España y la mayoría (26) son producciones internacionales.

Cartel Festival La Boca Erótica
Cartel Festival La Boca Erótica

La Boca Erótica presenta seis sesiones en las que se mezclan formatos de todo tipo: desde el documental hasta la animación. Todas las proyecciones giran en torno a la exploración del deseo. “Es un festival que no tiene ningún tabú a la hora de hablar del sexo.

Tampoco se censuran las escenas explícitas. Eso la diferencia de otras citas cinéfilas que aceptan la violencia, pero no el sexo explícito”, dice Teresa Bellón, codirectora, con César Calvillo, del corto Una noche con Juan Diego Botto, presente en el festival y que narra la historia de una admiradora llamada Cristina, que tiene una cita con el actor (que se interpreta a sí mismo).

Cuando trata de llevárselo a la cama, Botto no logra concentrarse en el sexo porque le rondan demasiadas preocupaciones en la cabeza, tales como las hambrunas en África. “Es un cortometraje basado en una fantasía sexual que nunca se materializó”, continúa Bellón, que con este trabajo abre la primera jornada de la muestra. “Muchas veces nuestros ídolos y fantasías eróticas decepcionan cuando se materializan”, apunta Calvillo. La intención de ambos directores es recalcar la importancia de dejar los problemas a un lado y permitirse disfrutar más de uno mismo.

Uno de los platos fuertes de la programación se podrá ver mañana, cuando se proyectarán dos sesiones con cortos, como Desires of Flesh de Rafaela Camelo y presentado en Sundance, o Bad Lesbian de Irene Moray, fotógrafa que compitió en Berlinale con otro trabajo. La clausura también será potente: el estreno en España de la película Les Salopes or The Naturally Wanton Pleasure of Skin, dirigida por Reneé Beaulieu y nominada a mejor película en el festival de Toronto.

Además de cine, La Boca Erótica tiene un componente pedagógico: el sábado se proyectará el documental autobiográfico My Fucking Problem, de Anne Van Campenhout, que trata la penetración en las relaciones sexuales y el caso de mujeres —que como ella— sufren vaginismo. Al final de la proyección, se hará un debate con sexólogos.

El cartel de la presente edición del festival es la obra Sexy Spain de la ilustradora Cinta Arribas. “Es una imagen muy representativa de España”, cuenta la artista. En ella aparece una chica semidesnuda que exprime naranjas en una actitud sexy y disfrutona. “Eso es lo que queremos mostrar con el festival”, explica Muñiz

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información