Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cierre de un piso turístico en Madrid tarda como mínimo 90 días

Preguntas y respuestas sobre el plan del Ayuntamiento que aboca al cierre de 10.000 pisos turísticos

Turistas por el centro de Madrid. En vídeo, el Ayuntamiento de Madrid limita los pisos turísticos.

El Ayuntamiento de Madrid aprobó este miércoles el plan especial que regula las viviendas de uso turístico. Se exigirá una licencia de actividad a los propietarios que los alquilen más de 90 días al año y solo podrán obtener este permiso las viviendas tengan un acceso a la calle independiente al resto de vecinos, entre otros requisitos. Esto significa que el 95% de viviendas que se utiliza ahora como alojamiento para turistas en la capital (unas 10.000, aunque no existen datos oficiales) son ilegales.

¿Y si se alquila a turistas menos de 90 días al año?

Los apartamentos que se alquilan menos de 90 días al año no son considerados alojamientos turísticos –según la definición actual de la Comunidad de Madrid, que es quien tiene las competencias en materia de Turismo– y por lo tanto, no necesitan licencia para seguir ejerciendo su actividad. Tampoco las habitaciones que se alquilan sueltas.

Si soy vecino de un piso turístico, ¿cómo puedo ponerlo en conocimiento si sospecho que no tiene licencia? ¿Tienen que identificarse?

Por ahora no hay detalles sobre si las viviendas de uso turístico deberán identificarse como tal. Los vecinos, la policía municipal o los inspectores que trabajan para el Ayuntamiento pueden poner la denuncia que inicia el expediente para determinar si una vivienda sobre la que tienen sospechas se alquila o no a turistas más de 90 días. El número de teléfono que sirve para comunicarse con el Consistorio y pedir información sobre cualquier servicio municipal es el 010, que es gratuito.

¿Qué sanciones acarrea alquilar un piso sin licencia?

Quienes operen sin permiso lo están haciendo en la ilegalidad, pero el Ayuntamiento no impone multas a los infractores, porque no tiene competencias para hacerlo. Lo que hace es iniciar un expediente similar a los que abre a los bares o a cualquier otro establecimiento que funcione sin las licencias necesarias.

¿Hasta ahora no había ni sanciones ni cierre?

Sí, el Ayuntamiento llevan más de un año abriendo expedientes sancionadores. En enero de 2018 el Ayuntamiento estableció que los apartamentos turísticos constituían una actividad comercial, y por tanto, los establecimientos eran de uso terciario. Esto significaba que, como cualquier comercio u oficina, necesitaban una licencia de cambio de uso, pero al segundo siguiente de anunciar esa obligación, el Consistorio impuso una moratoria en la concesión de permisos y dejó en un limbo urbanístico a los dueños de los pisos turísticos. Un equipo de 22 trabajadores coordina la inspección de pisos sospechosos de ser alquilados a turistas y tramita los expedientes disciplinarios: reciben denuncias y avisos ciudadanos y de la Policía, buscan información a través de páginas webs, plataformas de alquiler vacacional y del registro de viviendas turísticas de la Comunidad de Madrid y, cuando tiene una sospecha, se acercan al lugar y hacen comprobaciones in situ. Desde agosto de 2018 hasta febrero de 2019, este equipo del Ayuntamiento ha inspeccionado 502 edificios con 11.936 viviendas. De estas, ha determinado que 1.729 eran turísticas (el 14,4%) y ha dictado el cese y clausura en 502 unidades de alojamiento.

Si tengo un piso que pueda optar a ser de uso turístico, ¿cuándo lo puedo regularizar?

Desde que el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publique en los próximos días el plan especial que desarrolla las condiciones para obtener la licencia, podrán regularizar su situación. No lo tendrán fácil, sin embargo, por la obligación de tener acceso separado del resto de vecinos.

¿Y qué pasa cuando el equipo de inspectores determine que una vivienda hace uso turístico de forma ilegal?

Cuando se determina que hay una vivienda turística con ocupación superior a tres meses al año, se abre un expediente disciplinario para su cese y clausura. El proceso es largo, y nunca termina antes de 90 días, según fuentes de urbanismo. El expedientado tiene derecho de audiencia, y cuenta con plazos para reclamar y para justificar su caso. Un mes después de que se decrete el cese de la actividad del establecimiento, los inspectores vuelven a comprobar si el apartamento ha cerrado o no. Llegado el caso, acordonan el lugar para impedir el paso. Según fuentes del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, en muchas de estas viviendas se ha reconducido el alquiler vacacional a un alquiler por la ley de Arrendamientos Urbanos, es decir, a inquilinos estables y no turistas. En otras, se han presentado recursos ante el Ayuntamiento y ante la jurisdicción contencioso-administrativo que se están resolviendo.

¿Cuánto tiempo se necesita realmente para cerrar uno de estos pisos?

La corporación municipal no responde con plazos de tiempo precisos desde que un apartamento resulta sospechoso hasta que se consuma su cierre, porque cada expediente es diferente. Cómo mínimo, son 90 días, pero es muy fácil que se extienda. "En un año puede comenzar y terminar el proceso", indica la portavoz Rita Maestre.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información