Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos y médicos ocupan la capilla del Macba exigiendo un nuevo CAP

Los activistas se quedarán de forma "indefinida" y quieren que el Ayuntamiento rescinda la cesión del espacio al Museo para ampliar el ambulatorio

Uno de los momentos de la ocupación
Uno de los momentos de la ocupación

Los sanitarios del CAP del Raval Nord —junto con vecinos y entidades del barrio barcelonés— ocuparon ayer por la mañana la capilla de la Misericòrdia, que se disputan con el Museo de Arte Contemporánea de Barcelona (Macba). Los activistas se quedarán de forma “indefinida” en protesta por la votación municipal que impide que la capilla sirva para ampliar el CAP. Colau propuso rescindir el contrato de cesión del espacio que ostenta el Macba, pero la oposición impidió el martes que prosperase la iniciativa. El museo manifestó ayer su preocupación por la seguridad de los ocupas por las deficiencias de la estructura del edificio.

El equipo de gobierno de Bcomú sometió el pasado martes a votación —en la comisión de Economía y Hacienda— una propuesta para rescindir la cesión de la capilla al Macba. Era el primer paso para liberar el espacio y poder así iniciar la ampliación del ambulatorio ya que el actual, a solo unos metros, fue construido en 1934 y desde 1992 solo —según la propia directora del CAP, Ana Romagosa— se han cubierto “parches” en una infraestructura que se ha quedado anticuada y pequeña para las 150.000 visitas médicas que se atienden anualmente. El martes, el grupo de Colau solo contó con el apoyo de la CUP mientras que PDeCAT, Cs, PSC, PP y el concejal no adscrito Juanjo Puigcorbé votaron en contra de rescindir la concesión.

ERC se abstuvo después de que días antes de la votación se sacara un as de la manga y apostara por situar el centro de salud en un solar municipal cedido a la Universitat de Barcelona donde en la actualidad los estudiantes realizan prácticas de arqueología. Una idea que ha añadido una nueva administración, la universidad, a la lucha entre instituciones en un espacio limitado como El Raval. Colau perdió la votación y en un principio no habrá solución para el CAP Raval antes de las elecciones municipales del próximo mayo.

El lunes, la víspera de la votación, los vecinos y personal sanitario del CAP ya lanzaron una amenaza en rueda de prensa: “Si no se desbloquea la cesión al Macba antes de las elecciones nos movilizaremos”. La plataforma cumplió ayer su promesa a primera hora de la mañana cuando vecinos —pacientes del CAP— junto a los profesionales de la salud ocuparon la capilla de la discordia. Un lugar que en la actualidad está vacío y totalmente abandonado a la espera de que se realicen obras ya sea para ampliar el Macba o el ansiado CAP del Raval Nord. “Hemos visto que la puerta estaba abierta y hemos entrado”, ironizaba ayer una sanitaria señalando el butrón de casi dos metros de altura que “alguien” excavó de madrugada en una de las paredes de la capilla. Lo primero que hicieron los ocupas fue montar una brigada de limpieza para acondicionar un lugar totalmente abandonado. “La voluntad es mantener la ocupación de forma indefinida aunque seguro que aguantaremos hasta el pleno del viernes 29 donde todo indica que no se someterá a votación la cesión del espacio al CAP. Aun así, nosotros seguiremos insistiendo”, aseguraba ayer Iñaki García, uno de los portavoces de la plataforma.

Los vecinos estaban satisfechos por la repercusión de la ocupación. “Hay muchísima gente del barrio y trabajadores de salud lo que significa un indicador de la situación de alarma en la que estamos. No nos sorprendería que la próxima semana se organizara un paro en los CAPs de la ciudad en apoyo a nuestra causa. Los políticos no pueden jugar con nuestra salud y es lo que están haciendo”, denunciaba García. La doctora Laura Romera mantenía que la unión entre pacientes y sanitarios “es total porque el CAP es necesario”.

Varias entidades del barrio trasladaron la tarde de ayer sus actividades a la capilla.
Desde la Plataforma +Macba +Cultura pidieron ayer la “serenidad necesaria” para que los grupos municipales y expertos continúen estudiando las diferentes propuestas, tanto para la ampliación prevista para el museo como para construir un nuevo edificio para el CAP Raval Nord en un comunicado, pidieron un “diálogo constructivo” y solicitaron repetar los procesos de estudio y diálogo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >