Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 8-M lucha por colarse en una agenda dominada por el ‘procés’

El Govern vacía su agenda y los sindicatos esperan que sea un gran éxito pese a celebrarse dos semanas después de la huelga contra el juicio

Manifestación durante la huelga general del 8 de marzo de 2018.
Manifestación durante la huelga general del 8 de marzo de 2018.

La huelga del 8 de marzo, impulsada por el movimiento feminista, busca su hueco en el calendario de movilizaciones del procés. El Govern ha vaciado la agenda para facilitar que las mujeres se adhieran al paro. El Parlament votará el jueves tres mociones y se pronunciará sobre si se suma o no al 8-M. UGT convoca un mínimo de dos horas; CC OO únicamente dos horas por turno; y sindicatos minoritarios como CGT o Intersindical-CSC dan apoyo a 24 horas de protesta. La huelgallega dos semanas después de la huelga general contra el juicio del procés. Pese a lo apretado del calendario, los sindicatos creen que llegan con fuerza al 8-M.

Con el foco puesto en el juicio del procés, la huelga del 8-M llega justo dos semanas después del paro convocado por el sindicato independentista Intersindical-CSC, que coincidió con las movilizaciones contra el juicio. El seguimiento en los centros de trabajo fue escaso pero tuvo el respaldo de las instituciones. En la huelga del 8-M, los sindicatos aseguran que será un éxito, y Govern y Parlament también se han implicado.

Bajo el lema Ens aturem per canviar-ho tot. Ni un pas enrere, las entidades feministas han convocado la protesta después del éxito del año pasado. Tras el Consell Executiu, la consejera Elsa Artadi ha explicado este martes que el Govern ha anulado la agenda y cancelado reuniones para poder facilitar que las políticas se sumen al paro, de forma similar a como lo hizo en la jornada de protesta contra el juicio. La portavoz ha aclarado que el Ejecutivo, como tal, no podía sumarse al paro, aunque los consellers participarán en las manifestaciones. “La huelga va más allá de una cuestión laboral. Nos adherimos porque tiene motivos más que legítimos que van más allá de lo que es un trabajo remunerado”, ha afirmado.

El Parlament también se posicionará: mañana se debatirán tres mociones sobre la igualdad de género impulsadas por los comunes, los socialistas y la CUP. Catalunya en Comú-Podem planteará, entre otras cosas, que la cámara apoye la huelga y crear una consejería de feminismos y LGTBI. El PSC reclama doblar los recursos destinados a políticas de mujeres —de 7,9 a 16 millones de euros— y la CUP pone el acento en la lucha contra la feminización de la pobreza con el impulso de campañas para la igualdad salarial entre hombres y mujeres o las ayudas en vivivienda a las mujeres en riesgo de exclusión social y que han sufrido violencia de género.

El paro de 24 horas lo han convocado formalmente la CGT y la Intersindical-CSC. Las centrales mayoritarias optan por paros de dos horas por turno, aunque en el caso de la UGT su convocatoria cubre “un mínimo de dos horas”, y da cobertura legal a una huelga de todo el día.

Pese al poco tiempo que ha pasado entre la huelga por el juicio y la de este viernes, los sindicatos consideran que llegan con fuerza para que la convocatoria sea un éxito. “Una huelga refuerza a la otra, ya que el 21-F ya incluimos reivindicaciones feministas”, defiende Ester Rocabayera, de I-CSC. La duda está en si los trabajadores asumirán dos descuentos en el sueldo en apenas 15 días. “Es verdad que al principio estábamos preocupados, porque el procés invisibiliza muchas de las cosas que hacemos, pero las mujeres están impulsando mucho esta huelga”, destaca Montse Ros, portavoz de CC OO.

Desde la CGT recuerdan que esta es una huelga laboral en la que se llama a la clase trabajadora. “Otras huelgas son más de los propietarios de tiendas”, ironiza un portavoz. En la huelga del 21-F, el seguimiento se concentró en los comercios (un 30%) universidades (67%) y educación (27%) pero fue muy bajo en los demás ámbitos. “Es otro concepto. El calado de esta huelga, que propone protestar sobre el modelo de sociedad, es importante”, afirma Eva Gajardo, de UGT.

Manifestaciones, protestas y actos en toda Cataluña

Jessica Mouzo

La Comisión del 8 de marzo contempla un mapa de movilizaciones por toda Cataluña. La jornada incluye desde un almuerzo popular en Agramunt, a un taller feminista en Falset (Priorat), pasando por almuerzos, lecturas y otros actos reivindicativos en las grandes capitales de província. Previsiblemente, Barcelona aglutinará de nuevo la manifestación más multitudinaria —la Guardia Urbana calculó el año pasado 200.000 manifestantes, y 600.000 la organitzación—. La marcha estudiantil se celebrará al mediodía en la plaza Universitat y la gran manifestación de Barcelona arrancará a partir de les 18.30 en la Gran Vía con Entença. Arran realizó ayer pintadas en escaparates de diversos comercios a los que acusa de no respetar salarialmente la igualdad de género. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >