Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona aprueba un zoológico con sólo once especies

El director del parque valora presentar su dimisión porque considera que el proyecto supondría el cierre de la instalación

Dos camellos ayer en el zoo de Barcelona
Dos camellos ayer en el zoo de Barcelona

La comisión de ecología del Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer un nueva versión del Plan Estratégico del Zoo y, a la vez, la iniciativa ciudadana Zoo XXI, contraria a la reproducción de especies que no se puedan liberar. Los dos documentos parecen antagónicos, ya que por una parte supone dotar con 65 millones al equipamiento, pero por otra limitar a once las especies que se podrán reproducir. En la actualidad viven un total de 2.000 animales de 300 especies diferentes. El comité de empresa cree que esto supondrá el cierre definitivo del parque de Barcelona.

El director del Zoo de Barcelona, Antoni Alarcón, anunció en marzo del año pasado cuál sería la hoja de ruta del cuestionado parque. Alarcón diseñaba un plan que reducía desde 2018 a 2031 el número de especies de 300 a 200. Asimismo, proponía una especialización de la infraestructura en ecosistemas mediterráneos, animales amenazados y aquellos para los que existan planes de conservación.

Este miércoles, la teniente de alcalde de ecología, Janet Sanz, presentó una nueva versión del plan. La propuesta fue aprobada en comisión con los únicos votos en contra del PP y el PSC. Sanz había modificado el plan manteniendo los 65 millones de inversión para la instalación hasta 2031. El documento no especificaba, sin embargo, cuáles serían las especies por las que apostaría el zoo en un futuro. En lugar de eso, la nueva versión del plan da un plazo de 30 días al comité ético científico de la fundación de la instalación para que valore los animales que debe acoger el parque.

Después de aprobar esta nueva versión del plan, en el que no se especifica el número de especies que tendrá el parque, la comisión de ecología también dio luz verde —con los votos en contra de C's, PSC y PP y la abstención de la CUP— a una iniciativa ciudadana impulsada por la plataforma animalista Zoo XXI, contraria a reproducir animales que no puedan ser liberados. Su aprobación supone limitar a once el número de especies del futuro parque barcelonés.

Tras la comisión municipal, el presidente del comité de empresa, Jesús Cabanas, aseguró que la iniciativa animalista “supone el cierre definitivo del zoo”. En la misma línea, Alarcón aseguró ayer a este diario que valora presentar su dimisión durante los próximos días después de que el equipo de gobierno asuma la iniciativa ciudadana que, a su juicio, pretende “clausurar la instalación”. El comité de empresa denunció también que el gobierno municipal pone en peligro el trabajo de los 150 empleados directos del parque y los 50 de empresas que están subcontratadas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >