La directora del CAP Raval: “La situación del barrio es extrema, estamos en la UCI”

El Ayuntamiento pide a Salud que estudie ubicar el ambulatorio junto al edificio Meier del Macba

La torre del Macba en primer plano, y a la derecha, el ábside de la antigua Capella de la Misericòrdía.
La torre del Macba en primer plano, y a la derecha, el ábside de la antigua Capella de la Misericòrdía.Massimiliano Minocri

Tras meses de debates sobre si la capilla de la Misericòrdia debe destinarse a ampliar el Macba o a construir un nuevo centro de atención primaria (CAP) para el Raval, la voz de los vecinos llegó al la comisión de Economía del Ayuntamiento de Barcelona. Intervinieron la directora del ambulatorio, Anna Romagosa, y el representante de la plataforma vecinal que urge la construcción de un nuevo centro, Iñaki García. En sus comparecencias recordaron que el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) afirmó en noviembre pasado que la única ubicación posible es la capilla, que la partida presupuestaria para construir un nuevo CAP está preparada y que el convenio de cesión del espacio al Macba caducó el año pasado, porque el museo no ha materializado la intervención.

“La situación en el Raval es extrema, estamos en la UCI”, alertó Romagosa y añadió que las condiciones del actual CAP “no son dignas”. “Está en juego revertir las inercias y apostar por mejorar las condiciones de vida de quien se merece los mismos derechos que el resto de la ciudad”, remachó. “Los vecinos del Raval estamos hartos, llevamos 17 años soportando unas condiciones que ustedes ni se pueden imaginar ni se van a encontrar nunca y ahora nos dicen que la víctima es el Macba. Ya basta”, añadió García, que teme que si la cuestión no se cierra antes de las elecciones se retrasará “cuatro años más”.

La intervención de la plataforma, que aúna a los profesionales del CAP y los vecinos del barrio, se produjo después de que la mayoría de la oposición (PDeCAT, Ciutadans, PSC y PP) forzaran el aplazamiento de la votación en la que la próxima semana estaba previsto decidir sobre el uso de la capilla: si se extingue el convenio con el Macba o se mantiene.

Paradójicamente, los mismos grupos que forzaron el aplazamiento de la votación en el pleno coincidieron en la urgencia de construir un nuevo CAP. Su argumento es la necesidad de que cualquier decisión que llegue al pleno se haga con consenso. Los grupos acusaron a la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, de enfrentar “el derecho a la cultura y el derecho a la salud” y de poner a los vecinos de su lado por razones electoralistas. La única voz discordante fue la de la CUP. Su concejal, Eulàlia Reguant, preguntó: “Hablan de salud y de cultura, pero ¿ya los vecinos, les escuchamos o no les escuchamos?”.

La responsable del distrito, Gala Pin, lamentó el veto a la votación de la semana que viene cuando el grupo de técnicos creado podría tener la solución. Y apuntó una nueva posibilidad: pidió a Salud que estudie si sería viable ubicar el CAP en el edificio que el Ayuntamiento ha sugerido construir junto al edificio Meier del Macba.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS