Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau y Salud se alían para construir un CAP en la capilla cedida para ampliar el Macba

El Departamento avisa de que "es la única alternativa" viable para ubicar el centro de salud y pide al Consistorio que rescinda la cesión de la capilla al museo

La torre del Macba en primer plano, y a la derecha, el ábside de la antigua Capella de la Misericòrdía.
La torre del Macba en primer plano, y a la derecha, el ábside de la antigua Capella de la Misericòrdía.

El centro de atención primaria (CAP) Raval Nord está un paso más cerca de hacerse con la Capella de la Misericòrdia como nuevo emplazamiento, un solar en la plaza del Àngels que el Ayuntamiento de Barcelona había cedido en 2014 al Macba para ampliar sus instalaciones y donde ahora la alcaldesa Ada Colau quiere ubicar el CAP. Pese a que inicialmente estaba cedida al Macba, la disputada capilla tiene más visos de acabar siendo el nuevo emplazamiento del CAP Raval Nord. Sobre todo, después de la alianza que han escenificado el Ayuntamiento y el Departamento de Salud este viernes cuando la consejería ha solicitado formalmente al Consistorio el cambio del plan de usos de la capilla porque esa ubicación es la "única alternativa" viable para el nuevo CAP. La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, ha recogido el guante y ha dicho que llevará al pleno del Ayuntamiento "con la máxima celeridad" la rescisión del convenio de cesión que habían firmado con el Macba.

"Esta instalación necesita un recambio desde 2006. En estos 12 años se han estudiado alternativas para construir el nuevo CAP pero no tenemos más alternativa que construirlo en la Capella de la Misericòrdia", ha admitido el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Adrià Comella. En estos años, los servicios técnicos del Departamento han estudiado hasta ocho emplazamientos posibles para ubicar el nuevo CAP e incluso la remodelación del centro en las mismas instalaciones donde está ahora. Pero todas son "inviables", según el plan funcional del CatSalut. "Para nosotros no hay más opción", ha afirmado el jefe de la división de recursos físicos del CatSalut, Martí Ballart. 

El Departamento de Salud ha reclamado al Ayuntamiento "cambiar el plan de usos" de la capilla para poder empezar cuanto antes las obras del nuevo CAP, que calculan que tardarán entre 35 y 40 meses, en el mejor de los casos. "Sabemos que no podemos hacer esperar indefinidamente a los vecinos", ha dicho Comella en una rueda de prensa en el propio centro de salud y arropado por decenas de trabajadores y con la presencia también de la comisionada de Salud del Ayuntamiento, Gemma Tarafa.

Apenas una hora después de la intervención de Comella, la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, ha salido a mostrar su consonancia con Salud y ha asegurado que llevará al pleno municipal próximamente la rescisión del convenio con el Macba. "Nosotros no cuestionaremos el criterio  técnico y a partir de aquí, nos ponemos a trabajar para que conozcan todos los informes en relación a los emplazamientos que se han estado estudiando y para que, en la mayor celeridad posible, llevemos al pleno la rescisión de convenio de cesión de este espacio al Macba para poder ubicar el CAP del Raval Nord", ha indicado.

Comella también ha aprovechado su comparecencia para ofrecer al Departamento de Cultura el actual edificio del CAP como una alternativa para ampliar el Macba. "Este espacio puede ser una alternativa de crecimiento, pero no sé si es lo que el Macba necesita", ha lanzado Comella.

Pin también ha celebrado es "cambio de cromos", y ha asegurado que trabajarán desde el Consistorio "para que esta posible actuación se dé con la mayor celeridad". Con todo, ha advertido, la decisión de ubicar ahí una eventual ampliación del museo no depende de Salud, sino del área de Patrimonio de la Generalitat.

La concejal de Ciutat Vella ha pedido "responsabilidad" a los grupos municipales para que la propuesta de rescisión del convenio con el Macba salga adelante y se puedan comenzar las obras para construir el nuevo CAP. Fuentes del PdeCAT ya han advertido que, por ahora, votarán en contra. "Otra cosa es si el Macba considera que la solución [del intercambio de ubicaciones] es bueno para ellos, cosa que dudamos", han explicado estas fuentes.

"No cambia nada"

Por su parte, el director del Macba, Ferran Barenblit, se mantiene en que los posicionamientos de Salud y Ayuntamiento en torno a los usos de la capilla "no cambian nada". "Lo que ha pasado es que Salud ha hecho unas declaraciones, pero para mí las decisiones aquí las toma nuestro Consejo General, y la consejera no forma parte de él", ha zanjado. Barenblit ha asegurado que el plan para el Macba sigue en marcha. "Yo planifico un museo y como museo, las condiciones no han cambiado nada. El museo necesita ampliarse a un espacio contiguo porque los museos tienen que crecer porque hace falta más espacio para la colección. Ese es nuestro camino, lo que tenemos aprobado en el Consejo General y en el espacio que tenemos aprobado, que es la Capella de la Misericòrdia, que está cedida al Macba". Sobre la posibilidad de ampliar el museo donde está ahora el CAP, Barenblit se limitó a decir: “Nosotros, improvisar no improvisamos”.

La fundación Macba también ha mostrado su "sorpresa" por el posicionamiento de Salud y ha insistido en que el CAP se puede reformar en su ubicación actual. "El Departamento de Cultura está trabajando en esta línea y existe la posibilidad de reformar y ampliar el CAP actual del Raval en la actual ubicación según un proyecto de la Dirección de Patrimonio de la Generalitat, siguiendo los criterios del CatSalut. Esta opción permitiría la ampliación del Macba y ampliar y reformar el CAP", han indicado desde la organización. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información