Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La enfermería también investiga

Una quincena de estudios liderados por enfermeras con ayudas del Gobierno catalán logran cambios en la práctica clínica

Taller de cocina para personas con disfagia.
Taller de cocina para personas con disfagia.

Una “intervención mínima masiva”. Eso es lo que planea Alberto Martín, enfermero del hospital de Mataró, para abordar la disfagia —dificultad para tragar—, un problema de salud que afecta a uno de cada cuatro ancianos de más de 70 años. Martín lleva años investigando una estrategia que sea mínima en coste y masiva en el alcance. En los últimos meses, y gracias a una ayuda del Plan Estratégico de Investigación e Innovación en Salud (Peris) del Departamento de Salud, ha dedicado el 100% de su jornada a investigar. En este tiempo, ha publicado dos artículos científicos.

La producción científica en biomedicina se ha cuadruplicado en Cataluña en 20 años: según el último informe de Biocat, en 2017 se registraron 8.177 publicaciones. Los médicos siguen copando el grueso de las firmas en los artículos, pero no son los únicos. La enfermería se ha hecho un hueco en la producción científica y, como en el caso de Martín, sus estudios han precipitado cambios en la práctica clínica. Las ayudas del Peris, que ya ha abierto su tercera convocatoria, refuerzan la participación enfermera al costear, durante unos meses, el salario de un profesional para poder contratar a otra persona mientras este se dedica a investigar. Según Salud, una quincena de casos liderados por enfermeras ya han tenido impacto en la práctica clínica.

El de Martín es uno de ellos. “Cuando detectamos un paciente con disfagia, hacemos una intervención in situ para incidir en tres aspectos: compensar líquidos y dietas para tener una deglución segura, vigilamos la malnutrición y revisamos la higiene oral. Durante el ingreso, hacemos una dieta especializada para una deglución segura, atractiva y saludable”, explica. Martín volverá a presentarse al Peris para desarrollar un estudio con 500 pacientes sobre el impacto de una intervención de higiene oral.

Helena Sureda, enfermera del hospital Santa Creu de Vic, también ha ganado un Peris para validar un sistema de alta resolución para medir el tamaño y profundidad de las heridas. “En la unidad de heridas se hace un seguimiento fotográfico para ver cómo evoluciona la herida, la medimos para ver si el tratamiento funciona”, explica. Pero el dispositivo que tenían hasta ahora estaba descatalogado y está estudiando una nueva aplicación que permitiría integrar la fotografía en la historia clínica del paciente. En su unidad ya lo usan, pero todavía está en proceso de validarlo.

Esta semana se ha vuelto a abrir la convocatoria del Peris con un presupuesto de 9,5 millones de euros en tres años. El Peris volverá a activar la línea de subvención que permite a los profesionales de enfermería, fisioterapia y médicos especialistas retrasar su jornada asistencial para investigar. Montserrat Amigo, enfermera del Clínic, es otra de las profesionales que ha participado en otras convocatorias del Peris. Su proyecto era para estudiar el perfil y el tratamiento más efectivo de los pacientes que acudían al área de descontaminación química del servicio de urgencias. "Allí se trata a la gente a la que le ha salpicado un producto químico. Vimos que vienen más quemaduras químicas de las que pensamos, más salpicaduras en los ojos, por ejemplo", explica. 

Los enfermeros consultados coinciden en que las ayudas a la investigación son capitales para desplegar el potencial científico de este sector profesional. "Para la enfermería es muy difícil investigar por la carga asistencial que tenemos", señala Sureda. Para Martín, la investigación enfermera es más que necesaria. "Trabajamos en base a lo que uno cree que es mejor y trabajar bajo el método científico no es eso, es que nos permitan validar y probar que eso es así", sentencia.

Con todo, el Peris pondrá en marcha nuevas líneas de financiación para contratar jóvenes investigadores doctores, especialistas que quieran hacer su tesis doctoral y que grupos de investigación catalanes participen en estudios internacionales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >