Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El maquinista del Alvia: “Si debo pagar, pago, pero que pague más gente”

En la primera entrevista que concede tras el accidente, Garzón admite que se siente "responsable" pero "no culpable" y pide perdón a las víctimas

El maquinista del Alvia, Francisco José Garzón, en julio en el Congreso junto a su abogado Manuel Prieto.
El maquinista del Alvia, Francisco José Garzón, en julio en el Congreso junto a su abogado Manuel Prieto. EFE

Francisco José Garzón, el maquinista del tren Alvia accidentado en Angrois (Santiago) en 2013, que dejó 80 muertos, ha asegurado este domingo que se siente "responsable" por el siniestro "pero no culpable". "Si tengo que pagar, yo pago, pero que pague más gente", ha añadido. En la primera entrevista concedida a los medios de comunicación seis años después de la tragedia, Garzón ha reconocido en La Sexta su parte de culpa, pero ha sostenido que "antes de fallar" él "fallaron otros".

En este sentido, Garzón se ha referido a Adif y, en parte, a Renfe. Con todo, ha asumido que como conductor él era el "último eslabón" de la cadena. "No puedo fallar, pero soy humano. En todo momento lo primero que pensé fue proteger el tren. En el momento en que voy en tren esos son mis pasajeros, tengo que cuidarlos", ha explicado.

El maquinista de Angrois ha pedido perdón a las familias de las 80 víctimas y los 144 heridos y ha asegurado que "si hay que entrar" a prisión "se entra". "No me cansaré de pedir perdón. Perdón, perdón, perdón. Pero yo tengo la conciencia muy tranquila", ha dicho entre lágrimas. En su intervención en Liarla Pardo, Garzón ha denunciado la poca "sensibilidad" que se tuvo con él, cuando tenía "un neumotórax y las costillas rotas". "Había un interés en que yo saliera por la puerta principal con todos los medios", ha añadido.

El pasado 3 de diciembre de 2018, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela, Andrés Lago, dio por finalizada la investigación por el accidente del Alvia y mantuvo como únicos imputados al maquinista y al director de Seguridad en la Circulación de Adif cuando entró en funcionamiento la línea, Andrés Cortabitarte. Lago Louro había cerrado anteriormente el sumario con la única imputación del maquinista, pero la Audiencia de A Coruña se mostró en desacuerdo y obligó al juez, hoy decano de Santiago, a reabrir la causa y buscar responsables más arriba.

En el último auto, Lago Louro imputó al maquinista y al exdirector de Seguridad 80 delitos de homicidio y 144 de lesiones por imprudencia profesional grave, tantos como personas resultaron heridas, y acordó la continuación de las diligencias previas por los trámites de procedimiento abreviado.


Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >