Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos primeros muertos en la epidemia de gripe estaban sin vacunar

El sindicato de enfermería denuncia el colapso de las urgencias con "pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas de resultados superiores a 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos" o "acompañantes sentados en el suelo"

gripe
Una anciana recibe la vacuna de la gripe

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) advertía la semana pasada que aunque la gripe se mantenía en un nivel basal, el incremento de casos anunciaba que a mediados de mes Galicia entraría en la epidemia. Ayer, viernes, la Xunta confirmó "el comienzo de la oleada epidémica" y la "activación de los planes de contingencia" ante "el incremento de la demanda de hospitalización".Desde el principio de la temporada se han registrado en la red de hospitales públicos o concertados 152 ingresos por gripe.

De estos, 69 ya han recibido el alta, 17 requirieron asistencia en la UCI y de los 136 que tenían indicada la vacuna, 86 no se la habían puesto. Según explica una portavoz oficial del Sergas, en los últimos días dos personas fallecieron "con gripe" confirmada, pero "solo una de ellas murió por causa de esta enfermedad". El otro paciente infectado por el virus falleció por otra dolencia que padecía y que se complicó con el proceso gripal. Ninguno de estos dos casos se había vacunado "a pesar de que formaban parte de la población de riesgo".

El grupo de edad claramente más afectado por este aumento en la propagación de los virus AH3 y AH1 es el de los mayores de 65 años, seguido del de la población de entre 20 y 65. Este año la gripe se declaró más tarde de lo esperado en la comunidad, por lo que la campaña de vacunación, iniciada el 22 de octubre, se ha prorrogado un mes más, hasta el próximo 25 de enero. Desde el comienzo de la temporada han recibido la vacuna 558.468 personas (28.247 más que el año pasado) de una población total de 2.699.299 habitantes.

El Sergas asegura que sus "planes de contingencia" implican que "se mantienen al 100% las plantillas de las urgencias", aunque el sindicato de enfermería Satse ha alertado este viernes de que la gripe ya está desbordando al personal pese a que Galicia no ha alcanzado aún el "pico fuerte" de la epidemia. El sindicato denuncia el "notable incremento de la presión asistencial" y los "graves problemas" a los que los profesionales "se están enfrentado en los últimos días" al no aumentarse "de forma conveniente" las plantillas, que siguen "bajo mínimos" porque las últimas contrataciones "apenas resuelven nada".

Satse habla de "pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos en lugar de ser ingresados, esperas de resultados superiores a 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos que ofrezcan cierta intimidad" o "acompañantes sentados en el suelo". En un comunicado, el sindicato profesional se pregunta "qué pasará" en las urgencias gallegas cuando llegue lo peor de la epidemia.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >