Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía pone 1.450 multas por la contaminación

Unos 600 conductores fueron denunciados por circular pese a tenerlo prohibido

Restricciones por alta contaminación en la M-30.
Restricciones por alta contaminación en la M-30.

La Policía Municipal de la capital puso unas 1.450 multas en el segundo día del episodio de contaminación que se ha registrado esta semana. En esa jornada entró en vigor el llamado escenario 2 que prohibía la circulación y entrada de vehículos sin distintivo de emisiones de la Dirección General de Tráfico (DGT). Este se corresponde con los vehículos más antiguos y, por tanto, más contaminantes.

El grueso de las denuncias (850) correspondió a excesos de velocidad detectadas por los radares de la Policía Municipal. El límite se redujo a 70 kilómetros por hora en la M-30 y en los accesos por las autovías radiales desde la M-40. El coste mínimo de estas denuncias es de 100 euros, que se queda a la mitad en el caso del pago voluntario.

Los agentes de los distritos de la almendra central —los situados en el interior de la M-30— incoaron unos 600 boletines de denuncias a vehículos que desoyeron las prohibiciones de no circular. Se trata de vehículos antiguos: los de gasolina matriculados antes del año 2000 y de diésel anteriores a 2006. Estas restricciones también afectan a las motocicletas. Al carecer de los distintivos de la DGT, tenían vetado la entrada en la zona central de la capital.

La cuantía de la multa por circular en este área con un vehículo antiguo es de 90 euros, que puede reducirse a la mitad si se paga en el periodo voluntario. Pese a que la entrada en vigor de estos distintivos no será obligatorio por parte de la Dirección General de Tráfico hasta el 24 de abril de 2019, el Ayuntamiento de Madrid ya ha comenzado a utilizarlo en episodios de alta contaminación.
Este número de multas se refiere solo a la Policía Municipal. Aparte están las de los agentes de movilidad, que también se encargan de regular el tráfico y la circulación. En estos episodios de contaminación, acostumbran a colocar los radares en los puentes de la M-30 y en las vías de acceso para sancionar los excesos de velocidad de los conductores.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información