Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.000 multas a usuarios de patinetes eléctricos

Barcelona inicia una campaña informativa sobre la circulación de vehículos de movilidad personal

Un usuario de patinete eléctrico circula en Barcelona.
Un usuario de patinete eléctrico circula en Barcelona.

La Guardia Urbana de Barcelona ha impuesto en lo que llevamos de año 3.000 multas a usuarios de patinetes eléctricos, principalmente particulares, pero también empresas, por cometer infracciones como circular por la acera, hablando con el móvil o con exceso de velocidad.

El intendente mayor de la Guardia Urbana, Ricardo Salas, explicó ayer que la mayoría de sanciones las han recibido los particulares, mientras que las empresas de alquiler de estos vehículos son las responsables de aproximadamente un tercio de las infracciones.

El actual régimen sancionador establece multas de entre 100 y 500 euros en función de la gravedad de las infracciones, entre las que destacan también conducir con auriculares o saltarse las señales de tráfico. Salas remarcó que las infracciones con los patinetes eléctricos han crecido en los últimos meses, sobre todo desde abril.

El Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto distribuir 80.000 dípticos informativos en los comercios para concienciar a los futuros usuarios de los riesgos de los vehículos de movilidad personal motorizados, como patinetes y segways, y para reforzar el conocimiento de la normativa de circulación.

La campaña, dirigida a futuros usuarios de estos vehículos eléctricos, se hace coincidiendo con las compras de Navidad y la previsión de que los patinetes sean uno de los regalos estrella. La normativa prohíbe a estos vehículos circular por las aceras y las calzadas que no están pacificadas y el espacio preferente para circular son los carriles bici.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información