Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido y 15 ‘mossos’ heridos en el ataque contra una concentración a favor de la Constitución

El jefe de la policía autonómica defiende la actuación y la CUP reclama la dimisión de Miquel Buch

Unos encapuchados intentan evitar una concentración por la Constitución en Girona. Toni Ferragut

El centro de Girona se ha convertido este jueves en el escenario de una batalla campal entre los Mossos d'Esquadra y un grupo de manifestantes que pretendían reventar un acto en defensa de la Constitución a la que acudieron representantes del PP y Vox. Pese a las medidas preventivas que montó la policía catalana horas antes, los contramanifestantes rompieron en varias ocasiones el cordón de seguridad y se enfrentaron a los agentes, con el lanzamiento de piedras, sillas y otros objetos. 15 agentes y tres manifestantes resultaron heridos y la actuación policial volvió a reabrir la críticas al consejero de Interior, Miquel Buch. La CUP reclamó su dimisión y Esquerra, la apertura de una investigación.

La concentración había sido convocada en la plaza 1 de octubre, hasta hace poco llamada plaza de la Constitución, que estaba vallada desde horas con el fin de evitar incidentes. El objetivo no se cumplió, pues varios centenares de personas denominadas “antifascistas”, irrumpieron en el lugar para tratar de boicotear el acto conmemorativo convocado por el colectivo Borbonia, que se define como “un movimiento ciudadano que aúna a los vecinos de Girona contrarios al movimiento independentista”, que recibió el apoyo de Vox.

Simpatitzantes de Vox en la antigua plaza de la Constitución de Girona. ampliar foto
Simpatitzantes de Vox en la antigua plaza de la Constitución de Girona.

Al llegar a la plaza, los manifestantes derribaron las vallas situadas en un de los extremos para intentar acceder por la fuerza, momento en el que se produjo la primera carga de los Mossos d'Esquadra. Uno de los alborotadores acabó detenido y seis agentes resultaron heridos con contusiones diversas, uno de ellos con fractura de una mano, así como varios manifestantes. Finalmente, se pudieron separar a ambos grupos de manifestantes, pero los incidentes se reprodujeron cuando irrumpió en la zona en la que se encontraban los anticonstitucionalistas el empresario Álvaro de Marichalar, que fue increpado y hubo de ser protegido por los Mossos. Los manifestantes rompieron de nuevo el cordón policial y arrojaron piedras, huevos y pintura a los agentes, que volvieron a cargar contra los manifestantes. Otra persona resultó herida de gravedad al recibir en la cabeza el impacto de una silla.

Las cargas policiales volvieron a generar las críticas de algunos partidos independentistas hacia el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch. Así, la agrupación de ERC en Girona lamentó los “incidentes de violencia” y exigió que se abra una investigación sobre los altercados. Esquerra reivindicó el derecho a la libertad de expresión, pero consideró que “el problema no es que se manifieste un partido legal, sino que a fascistas se les permita organizarse en un partido legalmente, y por lo tanto hacer manifestaciones bajo un amparo legal”.

Los republicanos defienden el derecho a la libertad de expresión, pero consideran que “el problema no es que se manifieste un partido legal, sino que a fascistas se les permita organizarse en un partido legalmente, y por lo tanto hacer manifestaciones bajo un amparo legal”.

Por su parte, el concejal de la CUP en Girona Lluc Salellas, reclamó ayer la dimisión del consejero de Interior y calificó de “injustificable” la actuación policial. “O dimites o dimites, Miquel Buch”, escribió Salellas en su cuenta de Twitter, al tiempo que acusó a la policía catalana de “agredir a antifascistas”:

El director de los Mossos d'Esquadra, Andreu Martínez, calificó de “correctas y adecuadas” las cargas policiales “Han arrasado las vallas y se ha producido un lanzamiento de vallas, piedras y objetos contra el cordón policial y, fruto de esa acción, se ha producido la primera dispersión para recuperar las distancias de seguridad y garantizar el derecho de manifestación de todos”, explicó.

En Barcelona, unas 2.000 personas, se manifestaron a favor de la Constitución, en una marcha que contó con representantes de Ciudadanos, PP y Vox, y en la que se pidió “salir a la calle” si el Gobierno indulta a los líderes independentistas.

La tensión se ha disparado en Girona esta jueves horas antes de la celebración de una manifestación con motivo del 40 aniversario de la Constitución convocada por colectivos que defienden la unidad de España y apoyada por el partido de ultraderecha Vox. Los Mossos d'Esquadra han detenido a una persona tras haber cargado contra activistas autodenominados "antifascistas" que trataban de evitar la manifestación en la antigua plaza de la Constitución de la ciudad, recientemente rebautizada como plaza del 1 de Octubre.

Además, 15 de los agentes antidisturbios de la Brigada Móvil (Brimo) y del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO), que trataban de evitar la entrada de los activistas en la plaza, han resultado heridos y uno de ellos ha sido trasladado al hospital. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) también ha atendido a tres manifestantes. Por su parte, la CUP y el colectivo Sanitarios por la República han contabilizado 42 manifestantes heridos. De estos, según han confirmado desde el Hospital Josep Trueta de Girona, tres permanecen ingresados en urgencias: dos leves y uno grave.

Los hechos se han iniciado cuando cerca de un millar de activistas denominados antifascistas se han concentrado para evitar que miembros del partido de ultraderecha Vox y la plataforma Borbonia celebrasen la manifestación, bajo el lema "Unidos por la Constitución" y que al final ha reunido a unas 150 personas.

Los Mossos también han identificado a un activista acusado de lanzar piedras contra los agentes antidisturbios. Además de los forcejeo, se han producido dos cargas policiales contra los manifestantes de esos colectivos, que han proferido gritos contra los Mossos por su actuación y han coreado lemas como “Girona será la tumba del fascismo”. El joven detenido, asistido por el letrado Benet Salellas, ha sido atendido por un médico del SEM en la comisaría de Vista Alegre, a donde ha sido trasladado.

En Barcelona, centenares de personas han participado en una manifestación organizada por España i Catalans también con motivo del aniversario de los 40 años de la Constitución, que ha arrancado a las 11 horas en la plaza Urquinaona. La manifestación, bajo el lema 'Ayer, hoy y mañana por nuestros derechos y libertades', ha avanzado por la Via Laietana y ha finalizado en la plaza Antonio López, donde se han producido los parlamentos. En la movilización han participado el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, así como el portavoz de C's en el Parlament, Carlos Carrizosa, y miembros de Vox.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >