Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sànchez y Turull inician una huelga de hambre indefinida en prisión

Los dos diputados comunican la medida presión para denunciar el "bloqueo" del Tribunal Constitucional contra sus recursos

De izquierda a derecha: Jordi Sànchez, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Josep Rull y Raül Romeva. En video, Sánchez y Turull denuncian con una huelga de hambre la situación de los presos del procés.

Jordi Sànchez y Jordi Turull, diputados de Junts per Catalunya y en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona) por la causa del procés, comunicaron este viernes por la noche a la dirección de la cárcel que este sábado inician una huelga de hambre indefinida. Los dos internos han decidido dar el paso para denunciar que el Tribunal Constitucional ha bloqueado de forma sistemática todos los recursos de amparo que han presentado para impedir su posterior recurso a los tribunales europeos.  La decisión de los dos políticos secesionistas se inscribe en las medidas de protesta que el conjunto de los reclusos independentistas, que este viernes difundieron una foto conjunta tomada en el penal, planean con vistas al juicio del 1 de octubre que está previsto que se celebre este enero en el Tribunal Supremo.

Jordi Pina, letrado de los dos políticos, y Jaume Padrós, médico de ambos y presidente del Colegio de Médico de Barcelona, han comparecido esta mañana, en el Colegio de Periodistas, para dar detalles de las razones y las consecuencias de la medida. Pina ha leído un comunicado elaborado por los dos reclusos en el que explican que han tomado la decisión para denunciar el "bloqueo" sistemático de los recursos de amparo —ocho en total— que han cursado ante el alto tribunal. "El Constitucional nos impone el bloqueo para acceder a la justicia europea. Su acción es tan simple como poco disimulada: admite a trámite el 100% de los recursos para posteriormente no resolver ninguno", sostienen.

"No le pedimos ningún trato de favor pero tampoco ninguna discriminación y dilación injustificada. Ni tan solo que dictaminen a favor: simplemente que los inadmitan o desestimen. Solo así se desbloqueará el acceso a la justicia europea", sostiene el comunicado. El manifiesto recuerda que el Constitucional suele aceptar una media del 1% o 1,5% de los recursos de amparo que recibe. "No hacemos esta huelga contra nadie sino para remover conciencias para impedir que se asuma como normal lo que no es", señalan. El primer recurso se admitió el 22 de noviembre de 2017 y los presos alegan que en el caso de los recursos de amparo por una prisión preventiva la ley marca que el plazo máximo para resolverlo no debe superar los 30 días.

El comunicado y la evolución del caso está recogido en una web activada esta mañana denominada vagadefam.cat. La huelga de hambre de Turull y Sànchez se inscribe en la decisión que han tomado los presos independentistas a las puertas del juicio. Pina y Padròs no han descartado que otros reclusos sigan la misma medida. Òmnium Cultural difundió este viernes una fotografía de los siete líderes políticos en prisión, la primera imagen, acompañada de un manifiesto, en la que se les ve por primera desde que están en la cárcel y además todos juntos. En la foto aparecen Jordi Sànchez, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Quim Forn, Jordi Cuixart, Josep Rull y Raül Romeva. La nota estaba encabezada por esta frase: "Hoy como ayer y como mañana, unidad, serenidad y coraje. ¡Viva la República!". Este sábado, los servicios penitenciarios han dicho que no habían autorizado la difusión de la imagen, que se produjo el mismo día en que Amnistía Internacional anunció que velará por el desarrollo del juicio en el caso de Sànchez y Cuixart.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha reaccionado a la huelga de hambre de los políticos independentistas en prisión preventiva insistiendo en que recibirán un juicio justo. "El Gobierno recuerda que los dirigentes independentistas cuentan con la protección y las garantías que les ofrece el Estado de Derecho", ha señalado en un comunicado La Moncloa.

Padrós ha explicado que esta semana informó a ambos políticos del riesgo que comportaba para su salud una huelga de esas características y ha avanzado que se constituirá una comisión de expertos presidida por el responsable de la comisión deontológica del Colegio. Los síntomas que pueden sufrir, ha descrito Padrós, son cansancio, problemas digestivos, alteración de ritmo de sueño y vigilia, perdida de masa muscular. Las primeras complicaciones son las hipoglucemias o la perdida de conciencia y en el tramo final el coma y la muerte. Los dos han firmado un documento de voluntades anticipadas.

Los servicios penitenciarios de la Generalitat han informado de que Sànchez y Turull continuarán sujetos a su régimen de vida en el centro y que, como el resto de presos, deberán mantener los horarios y las actividades, incluida la obligación de acudir al comedor. "En caso de huelga de hambre, los médicos del centro penitenciario controlan el estado de salud de los internos con un seguimiento de la presión, el peso y analíticas de sangre, entre otros. Inicialmente, los facultativos hacen estos controles cada dos días, pero adaptan la periodicidad en función de la evolución de los pacientes", han informado los servicios penitenciarios, que han añadido que los presos serán trasladados a la Unidad Hospitalaria Penitenciaria de Terrassa si requieren ingreso hospitalario. "Como medida extrema, un juez puede autorizar la alimentación forzosa (administración de suero) por indicación facultativa", afirman fuentes penitenciarias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información