Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las personas con riesgo de ser desahuciadas desarrollan más problemas de salud mental

Un estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona a los miembros de la PAH demuestra que el 80% enfermaron ante el riesgo a perder sus casas

La PAH ocupa la oficina de vivienda de la Generalitat
La PAH ocupa la oficina de vivienda de la Generalitat EL PAÍS

El 80% de las personas que llegan a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca(PAH) y a la Alianza Contra la Pobreza Energética (APE) con riesgo de perder su vivienda o no pudiendo mantener una temperatura adecuada a su hogar acaban sufriendo algún problema de salud mental originada por la situación en la que se encuentra, según un estudio elaborado, entre otros, por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB).

El estudio, presentado ayer, se confeccionó tras entrevistar a 167 personas amenazadas con perder su vivienda. Se comprobó cómo esta situación afectaba a su salud y la de sus hijos. “Esta semana se ha suicidado Alicia en Chamberí cuando iba a ser desahuciada. Hay verdaderos asesinos financieros que están provocando muertes y daños en la salud de las personas”, denunciaba ayer la portavoz de la PAH, Lucía Delgado.

La técnica de la ASPB, Ana Novoa, sentenció: “La falta de acceso a una vivienda digna repercute tanto en la salud mental como en la salud física”. El estudio constata que mientras que el 80% de los hombres y el 79% de las mujeres que acuden a la PAH o la APE presentan riesgos de sufrir mala salud mental, estas cifran fueron del 14,5% y del 19,5%, respectivamente, en la población general de la capital catalana. En los menores, un 15,8% de los niños de familias afectadas y un 25% de las niñas tienen mala salud, un porcentaje muy superior al de la población general, que es del 1,8% y 1,4%, respectivamente.

Trastornos crónicos en menores como el asma, la bronquitis u otitis también es mayor entre los menores de familias que se encuentran en riesgo de perder la vivienda. Novoa ha destacado que en “muchas ocasiones los afectados priorizan pagar el alquiler o los suministros antes de otras necesidades básicas como comprar fármacos, libros para la escuela o ropa”.

De los encuestados, dos terceras partes son nacidas en un país extranjero, de las cuales el 93,6% llevan una década viviendo en España y solo un 6,4% están en situación irregular.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >