Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La consola Sega Mega Drive de los 90 gana una vida extra

Retrobarcelona rinde homenaje al CEO de Sega que arrebató el liderazgo a Nintendo

Dos niños juegan a Pac-Man en Retrobarcelona.
Dos niños juegan a Pac-Man en Retrobarcelona.

El encuentro dedicado a los videojuegos antiguos Retrobarcelona celebrará su sexta edición integrada por tercer año consecutivo en la Barcelona Games World. “Dentro de una feria retro, novedades habrá pocas”, bromea el fundador del espacio más nostálgico de la BGW, Carles Garcia (Barcelona, 1976). Pero algunas habrá. Este espacio de la feria premiará con una vida extra a la consola Mega Drive de Sega, que triunfó a finales de los ochenta y en los noventa. Llegó a superar en ventas a su gran rival: la Super Nintendo. La máquina homenajeada cumple 30 años de su lanzamiento y protagonizará un homenaje inédito. Contará con una exposición que la hará revivir, a ella y a algunos de sus accesorios. Además, el que fue CEO de Sega en Estados Unidos durante el auge de la compañía de 1990 a 1996, Tom Kalinske (Iowa City, 1944), será el ponente protagonista del evento.

Retrobarcelona contará en esta edición con máquinas de videojuegos arcade de las que había en los salones recreativos, futbolines y, como novedad, la posibilidad de jugar a las recreativas de Air Hockey, populares en los 90, en las que los jugadores se pasan un disco que flota encima de la superficie gracias a un flujo constante de aire. Se trata de aparatos pesados y Garcia agradece el cambio de ubicación de la feria de este año, ya que dejarán de estar en una primera planta y la instalación, a pie de calle, será más ágil. Junto al peso más ligero de las consolas y ordenadores antiguos, la maquinaria de Retrobarcelona con la que podrán jugar los asistentes estará formada por un catálogo de unas 250 piezas.

Mega Drive será el centro de atención de cuatro días de viaje al pasado que culminará el domingo día 2 con la conferencia de Kalinske, que participa por primera vez en una feria en Europa. “No hemos hablado con Sega, no tiene nada que ver con lo que fue”, cuenta Garcia sobre una empresa que lleva años retirada de la fabricación de consolas y centrada ahora en el software. Kalinske hizo triunfar a Barbie y a los Masters del Universo en los 70 y los 80 en Mattel, donde acabó siendo director de 1985 a 1987. Cuando fichó por Sega creó a Sonic, la mascota de la marca y protagonista de una gran saga de juegos. También del cartel de este año de la BGW. Las agresivas campañas de marketing de Kalinske, como bajadas de precio y anuncios anti-Nintendo, catapultaron a la Mega Drive.“Me encanta el retro, pero también disfruto de lo actual”, comenta Garcia, que añade que algunos han quedado anclados “en la época de los ZX-Spectrum y MSX [principios de los 80]”.

“Lo que se hace ahora dentro de 15 años será retro”, añade. El presidente de Retrobarcelona apunta que muchos de los juegos actuales, con mejores gráficos y guiones, “beben mucho de mecánicas antiguas y vienen de sagas del retro”. Cita un ejemplo que “ha sabido evolucionar”: Super Mario Bros.El público mayoritario de Retrobarcelona está entre los 25 y los 50 años. Sin embargo, desde que se celebra dentro de la BGW, la media de edad ha bajado “y los niños de 15 y 16 años saben jugar a los juegos antiguos”, con lo que Garcia justifica que las cosas tampoco han cambiado tanto.

Videojuegos por alimentos

Retrobarcelona se alía un año más con Banco de los Alimentos, en esta ocasión durante el mismo fin de semana que la ONG catalana convoca una gran recogida de alimentos en los supermercados. En el espacio retro habrá un mercadillo nutrido de donaciones de particulares y empresas como Sony, Electronic Arts o Activision. Los artículos no costarán euros, sino kilos de alimentos para la ONG. “Mucha gente lleva alimentos sin querer nada a cambio”, cuenta Garcia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >