Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona Games World saca de la pantalla a los videojuegos

El salón de ocio digital ofrecerá un espectáculo más allá de la oferta de juegos para móviles, consolas y ordenadores

Una chica utiliza unas gafas de realidad virtual.
Una chica utiliza unas gafas de realidad virtual.

El salón Barcelona Games World (BGW) llegará a la capital catalana por tercer año consecutivo del 29 de noviembre al 2 de diciembre. Entre sus 170 expositores estarán las grandes marcas del sector para presentar sus novedades ante una audiencia que los organizadores calculan que superará las 130.000 personas. El evento, organizado por Fira de Barcelona, estrena ubicación en el recinto ferial de Gran Via de L'Hospitalet de Llobregat, y ganará espacio interior en sus 56.000 metros cuadrados. “Más allá de probar las novedades en consola, PC y móvil, los asistentes experimentarán vivencias memorables”, asegura el director del salón, Josep Antoni Llopart. El motivo de esa afirmación: los personajes de los videojuegos también pasearán por las naves y pasillos del recinto ferial. Algunos de ellos incluso se podrán ver sin la necesidad de llevar puestas unas gafas de realidad virtual.

La reedición del juego de 1998 Resident Evil 2 de Capcom, que saldrá al mercado en enero, es uno de los videojuegos que podrán estrenar los asistentes a la BGW. Los zombis de la saga traspasarán la pantalla —encarnados por actores— y deambularán, junto a los visitantes, por un túnel del terror de 170 metros cuadrados, totalmente a oscuras. En el mismo juego estará inspirada una escape room de 988 metros cuadrados. Podrán entrar 100 personas simultáneamente y tendrán que buscar un antídoto para sobrevivir. Los montajes son, respectivamente, producción de las empresas barcelonesas HorrorBox y Escape Barcelona.

La feria acogerá la final de ‘League of Legends’ de España y Portugal

La pantalla psicológica que durante años ha separado a jugadores y videojuego se rompe por momentos. La realidad virtual crea un mundo nuevo detrás de las gafas. La realidad aumentada aprovecha lo que el jugador ve en su entorno real y coloca una capa de objetos y personajes ficticios sobre ella. La realidad mixta combina los dos conceptos: quizá el jugador está tocando una lámina de madera (de verdad) pero, con las gafas puestas, ve una gran pared táctil futurista: el tacto y la vista se mueven por mundos distintos. Con estos conceptos —que ocuparán 1.500 metros en el salón— el jugador y los personajes de los títulos recreativos tienen vía libre para moverse entre el mundo real y el imaginario: entrar y salir del juego.

Asistentes en una anterior edición de la Barcelona Games World.
Asistentes en una anterior edición de la Barcelona Games World.

Fira de Barcelona se ha aliado con la compañía catalana Visyon, especializada en tecnología inmersiva, para diseñar uno de los mayores parques de realidad virtual de Europa. Este espacio efímero, cuyo acceso estará incluido en la entrada general pero haciendo una cola específica [los 20 ganadores del sorteo de Visyon tendrán un pase reservado], se llamará XR Zone y estará distribuido en ocho zonas temáticas. En cada una de ellas habrá tecnologías innovadoras que prometen revolucionar el sector del ocio digital en los próximos años. Según Llopart, es importante que el público pueda probar una tecnología que aún no es asequible para la mayoría de bolsillos para llevársela a sus casas.

“El sector crecerá un 20% anual durante los próximos tres años”

Una de las novedades de XR Zone será la mesa de ping-pong reinventada. Su superficie es una gran pantalla que detecta la pelota cada vez que choca con ella y proporciona puntos, imágenes y, en definitiva, más emoción a la partida. La idea de XRPitstop, filial de Visyon dedicada a eventos, es mostrar nuevos juegos producidos por la empresa que se puedan comercializar en locales recreativos. “Nuestra presencia en la BGW es una inversión y una apuesta para hacer crecer la industria de realidad virtual y acercarla al consumidor”, explica el CEO de Visyon, Pere Pérez. Pegar puñetazos con un guante de boxeo a un contrincante irreal, ver hologramas proyectados en una pared y hacer gimnasio con gafas de realidad virtual son otros de los ejemplos de experiencias que se podrán vivir en este espacio, donde tampoco faltarán los zombis, en este caso los del juego Call of Duty (Activision).

Bandai Namco, Nintendo, PlayStation, Xbox, Epic Games, Warner o Riot Games son algunas de las marcas de videojuegos que presentarán sus novedades. También participaran en la feria firmas tecnológicas como Asus, HP, Intel y HTC Vive. A diferencia de sus dos primeras ediciones, que se celebraron a principios de octubre, BGW estará más cerca este año de las fechas de las compras navideñas. La entrada de un solo día cuesta 16 euros, mientras que se puede adquirir un bono para tres días por 35 euros. Además de probar los juegos antes de su llegada al mercado, los asistentes podrán disfrutar de un programa de 80 actividades.

Los asistentes podrán jugar en una grúa a 50 metros de altura

Con la aparición de los teléfonos móviles y las consolas portátiles, hace años que los juegos han salido en masa del televisor del salón de casa para estar presentes en cualquier parte. No obstante, una plataforma con asientos pendiendo de una grúa a cincuenta metros de altura en un espacio dedicado a ferias profesionales sigue siendo una ubicación del todo inusual donde jugar. Será una realidad en la BGW. “El salón está consolidado en su tercer año, pero intenta sorprender constantemente”, cuenta el director del encuentro.

Jugadores en la Barcelona Games World.
Jugadores en la Barcelona Games World.

Los asistentes al salón podrán subir a la plataforma en grupos de 22 —solo el día 1 de 10.00h a 20.00h— y competir entre ellos con una selección de juegos de Nintendo Switch en un montaje organizado por Vodafone. La operadora dará prioridad a 200 de sus clientes, premiados también con entradas gratis a la feria. Además de la atracción en sí, la operadora contará con un espacio dinamizado por la youtuber española Miare, desde donde las personas que hagan cola podrán ver todo lo que ocurre en la plataforma suspendida a través de una cámara.

Gran final de eSports

La Barcelona Games World coincide este año con las finales de algunas ligas de los llamados eSports, que reúnen a audiencias multitudinarias para ver en directo y proyectadas en grandes pantallas partidas de jugadores profesionales de videojuegos. Más de 1.700 espectadores podrán presenciar en el espacio Arena de la BGW los enfrentamientos de los que saldrá el mejor equipo de League of Legends de España y Portugal. La Iberian Cup, que este año estrena su primera edición organizada por Riot Games y la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), celebrará su gran final en la feria.

Las principales citas del BGW

Jueves, 29 de noviembre

11.00 - 11.30h: El mundo del sonido y bandas sonoras originales de videojuegos (La Salle)

13.00 - 14.00h: Industria y Academia: Un diálogo con

futuro (Tecnocampus)

15.30 - 16.00h: eSports & Marketing (Play The Games)

Viernes, 30 de noviembre

12.00 - 13.00h: Historia de las Consolas en Retrobarcelona

13.00 - 13.30h: Entrega de premios a los Special Guests

16.00 - 17.00h: Introducción a la electrónica en el Cosplay

19.00 - 19.30h: Final de Fortnite en el Mobile Arena

Sábado, 1 de diciembre

12.00 - 13.00h: Conferencia de Akira Yamaoka

15.00h - 20.00h: Semifinales de League of Legends

18.00 - 19.30h: Final de Hearthstone en Mobile Arena

18.00 - 20.00h - Arqueología Gamer. ¿Quién vela por el legado del videojuego?

Domingo, 2 de diciembre

12.00 - 14.00h - Tom Kalinske, ex consejero delegado de Sega

15.00 - 20.00h. Final de League of Legends

16.00 - 18.00h: Concurso de actuaciones de Cosplay

Consultar el programa completo

El talento de 90 ‘startups’

“El mercado ibérico es una potencia en Europa de repercusión internacional gracias al alcance del portugués y el español en el continente americano”, asegura el responsable de relaciones institucionales de la LVP, Sergi Mesonero. Por este motivo, la Iberian Cup busca convertirse en un “nuevo referente de League of Legends”, el juego por excelencia de los eSports. Otra iniciativa en la misma línea, Barcelona Mobile Challenge, acogerá durante los cuatro días del salón diferentes torneos para encontrar a los mejores jugadores de Clash Royale, Arena of Valor, Hearthstone y Fornite. La BGW ve en los juegos para móviles un segmento que se ha disparado y que, según datos de 2017 de la consultora Newzoo, representa un 44% de la cuota de negocio, frente al 29% que consiguen las consolas y un 27% el PC.

“Crecerá un 20% anualmente durante los próximos tres años”, comenta Llopart sobre la buena salud del sector de los videojuegos. En España la facturación de esta industria alcanzó los 617 millones de euros, según datos del Libro Blanco de 2017 de la asociación española de empresas productoras y desarrolladoras de videojuegos DEV. Este mismo documento augura que en 2020 esta cifra puede ascender a los 1.440 millones. Consciente del potencial nacional, la BGW dedicará un espacio a impulsar las empresas emergentes. En colaboración con la incubadora de videojuegos de Barcelona Game BCN, un jurado de la BGW ha seleccionado 60 proyectos de startups nacionales e internacionales que tendrán un estand en la feria, en la zona indie, y entrarán en un programa de financiación. Doce de ellas, de un total de más de 220, han sido seleccionadas a través de un concurso abierto y algunas acudirán de la mano del Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC). Las startups que participarán en el evento, 90 en total y un 15% extranjeras, podrán defender sus proyectos ante inversores internacionales y publishers de videojuegos, figura que equivale al editor en el mundo literario.

Más oferta universitaria

Con la presencia de la Barcelona Games World, el congreso de desarrolladores Gamelab y el Mobile World Congress, Barcelona es un polo de atracción de empresas de videojuegos. Lo demuestra que gigantes como Social Point y King apuesten desde hace años por tener presencia en la capital catalana. Este ecosistema ha provocado que el número de estudiantes de grados y másteres enfocados al ocio digital en Cataluña se haya multiplicado por doce en cinco años. También lo ha hecho la oferta. Si en el curso 2013-14 existía solo un grado en videojuegos y algún máster, con un total de 100 alumnos, cuatro años más tarde esta cifra superaba los 1.200. Son cifras del curso que acabó el pasado junio. Los alumnos estaban repartidos en diez grados (solo uno a precio público) y cinco másteres, según datos del ICEC.

ENTI-UB, la primera escuela universitaria de creación de videojuegos de Cataluña, ocupará uno de los estands dedicados a la formación. “La Barcelona Games World supone la reducción a la mínima expresión entre la industria y la academia”, afirma Óscar García, director académico de la escuela. Añade que esta oportunidad permite que “profesores y alumnos puedan hablar con los desarrolladores cara a cara” y hallar oportunidades laborales. Asimismo, García celebra que en la BGW las familias asistentes “conectan con la vertiente pedagógica del videojuego”, por lo que “se producen las condiciones oportunas para que los jóvenes entiendan la industria y los padres se acerquen al videojuego”. Algunos adolescentes quizá se animen a estudiar la disciplina en un futuro.

El recuerdo de los 90

La startup Garage 51 tendrá estand en la sección indie de la feria gracias a una beca de ENTI-UB a un buen expediente. Se trata de la primera compañía que ha surgido de la escuela, formada por tres exestudiantes. Ha desarrollado un juego de acción de samuráis contra monstruos ambientado en Japón. El pasado junio la compañía obtuvo un préstamo de 80.000 euros del ICEC.La nostalgia de unos videojuegos más simples y limitados tecnológicamente se podrá sentir de cerca en el espacio Retrobarcelona de la feria. Los asistentes podrán jugar a más de 250 consolas recreativas, ordenadores clásicos y máquinas arcade —las que permitieron jugar a videojuegos en los salones recreativos hasta los 90— en un espacio de más de 5.000 metros cuadrados. En este caso, su relación con la pantalla será la tradicional. Si en la zona futurista dedicada a la realidad virtual se podrá jugar a un tenis de mesa evolucionado, en el espacio retro se celebrará un torneo de futbolín clásico. El espacio de juegos antiguos rendirá homenaje a la consola Mega Drive de Sega, que triunfó en la década de los noventa. El que fue CEO de la compañía en Estados Unidos durante su mayor éxito, Tom Kalinske, será el invitado estrella de Retrobarcelona.

Recital de bandas sonoras

El videojuego, la industria cultural más flamante, se ha alimentado a lo largo de su aún corta historia de otras disciplinas artísticas, como la música y el cine. La edición de 2018 de la Barcelona Games World reconocerá la trayectoria profesional del japonés Akira Yamaoka, una de las figuras más aclamadas de la música de los videojuegos. Es autor de las bandas sonoras de los títulos de la saga de terror Silent Hill (Konami) y de las adaptaciones cinematográficas de este juego. Los asistentes que lo deseen deberán adquirir una entrada especial para disfrutar de la música de Yamaoka en directo. Será el sábado día 1 en el Auditori Fòrum CCIB de Barcelona. Un espectáculo llamado Games & Symphonies viajará por las mejores bandas sonoras de videojuegos acompañado de efectos multimedia.

Espectáculo de Cosplay

Tendrá lugar sobre la pasarela. Algunos de los asistentes a la Barcelona Games World mutarán en algunos de sus personajes favoritos. En este caso, sin ayuda de ninguna realidad paralela. Las plazas ya están agotadas. Se trata de la sección de Cosplay del festival, fenómeno nacido en Japón que consiste en disfrazarse de un personaje de videojuegos o de manga. Algunos de los participantes lucirán sus hábitos en un desfile de moda. Otros —en esta categoría aún quedan plazas— cantarán y bailarán con su disfraz subidos a un escenario. Los inscritos podrán hacerlo a modo individual o en grupo para despedir la feria, ya que este concurso tendrá lugar el domingo, el último día. La organización entregará premios a los mejores disfraces según varias categorías.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >