Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando el PP proponía su propio Madrid Central

La entonces alcaldesa Ana Botella pretendió en 2014 cerrar al tráfico un área muy similar a la planteada ahora por Manuela Carmena

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a la exregidora Ana Botella, en una imagen de archivo.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a la exregidora Ana Botella, en una imagen de archivo.

"Madrid cerrará su centro al tráfico". ¿Cuándo ha leído usted esta noticia? En los últimos tres meses se ha podido ver casi a diario referida a Madrid Central, el plan de Manuela Carmena para restringir el paso de vehículos en el centro de la ciudad. Pero la primera vez que apareció en este diario no fue este año, ni siquiera en esta legislatura, sino en septiembre de 2014. Entonces gobernaba el Ayuntamiento de Madrid el PP y, de la mano de Ana Botella, propuso un área de tráfico restringido muy similar a la actual, que entra en vigor el próximo 30 de noviembre.

"El Ayuntamiento de Madrid, que gobierna Ana Botella (PP), cerrará al tráfico el 1 de enero [de 2015] una superficie de 190 hectáreas en el corazón de la capital, por la que solo podrán circular los coches de los residentes [...] Los barrios de Sol y Palacio se sumarán así a los de Cortes y Embajadores para conformar un área total de 352 hectáreas de tráfico restringido", se leía en la noticia de EL PAÍS de aquella fecha. El área de Madrid Central es algo más extensa, ya que abarca 472 hectáreas.

Los proyectos para restringir el tráfico. Ana Botella (PP) 2014 (en azul) y Manuela Carmena (Ahora Madrid) para el 23 de noviembre de 2018 (en rojo).

Fuente: elaboración propia y Ayuntamiento de Madrid.

Al igual que el plan actual, la iniciativa de Botella contemplaba cerrar el centro salvo para los vehículos de residentes y transporte público, si bien apostaba por permitir el tráfico de paso en las grandes avenidas (como la Gran Vía) que ahora también se restringirán. El plan del PP apostaba por permitir el paso para aparcar en los aparcamientos de uso público, igual que la propuesta de Madrid Central. La idea de Botella también proponía cotejar a diario las matrículas para que quien no estacionara en un parking fuera sancionado, y con una cuantía igual a la propuesta ahora: 90 euros de multa.

Sin embargo, las quejas de los comerciantes (“Desconcierto entre los comerciantes ante el cierre al tráfico del centro”, ABC, 29/09/2014) y el final de su mandato (en mayo de 2015) llevaron a Botella a guardar el plan en un cajón. Si se compara el área de tráfico restringido propuesta por Botella y la actual se ve que se trata de medidas muy similares. En esta comparativa puedes ver las semejanzas.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha llevado Madrid Central a los tribunales "por falta de trámites y de información pública". Al ser preguntado por la propuesta de la anterior alcaldesa del Ayuntamiento, Ana Botella (PP), Garrido explicó que "el PP cuando gobernó Madrid puso en marcha distintas áreas de prioridad residencial (APR) con un procedimiento sometido a la legalidad, a la normativa vigente y dando los pasos que eran preceptivos". En cualquier caso, "lo que no se habría hecho es un aquí te pillo aquí te mato en plenas fiestas de Navidad", añadió. 

De hecho, el plan de Botella tuvo otro antecedente: en 2006, el también alcalde del PP Alberto Ruiz-Gallardón propuso cerrar un área muy similar a Madrid Central que se podría llegar a ampliar incluso a todo el interior de la M-30 si no se reducía la contaminación. En esta zona no podrían circular vehículos con más de 13 años de antigüedad (con Madrid Central pueden ser hasta de 19 años si son de gasolina). Una vez más, la iniciativa no se llevó a cabo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información