Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apasionante viaje a las constantes vitales y mortales de Europa

La presentación del libro de Guillermo Altares ‘Una lección

olvidada’ propicia un debate sobre la historia del continente

Guillermo Altares y Xavier Vidal-Folch, en la presentación del libro del primero.
Guillermo Altares y Xavier Vidal-Folch, en la presentación del libro del primero.

Desembarcó ayer Guillemo Altares en Altaïr con su libro Una lección olvidada(Tusquets) bajo el brazo, un asombroso, apasionante y personalísimo recorrido por la historia europea, desde la prehistoria hasta la actualidad, pasando por Cnossos, Roma, la cruzada contra los cátaros, la pintura de Caravaggio, el terremoto de Lisboa, la batalla del Somme, la Guerra Civil, Mostar o el thriller nórdico, y se trajo como presentador a Xavier Vidal-Folch que siempre es garantía de amenidad, inteligencia y sana agitación, sobre todo cuando se viene arriba hablando del continente, sus retos y encrucijadas.

El acto se convirtió así en un debate interesantísimo entre dos periodistas que comparten una misma pasión por la política internacional y la cultura. Representantes de dos generaciones distintas que sin embargo han vivido muchas experiencias semejantes, incluso en los escenarios de guerra (un momento muy intenso fue cuando los dos hablaron de cómo se impregna en la ropa el olor de las fosas comunes),

Altares y Vidal-Folch coincidieron en recalcar que Europa debe vigilar mucho su peligrosa obsesión con el pasado y que el futuro ha de construirse no desde ese pasado sino sobre él, superándolo.

Una lección olvidada, que mezcla el género de viajes, la historia (incluida la historia del arte, de la literatura y la militar), la biografía, el periodismo y hasta el relato de aventuras para crear un apasionante híbrido, escrito además con muy buen pulso, es un recorrido por hechos y personajes fascinantes, a veces inesperados (un Séneca patibulario), que componen un retrato muy poco al uso pero no por ello menos exacto de Europa. “Un viaje a las constantes vitales y mortales de Europa, cuya historia se ha caracterizado por su extremada violencia”, resumió Vidal-Folch.

Ya Pep Bernades, el anfitrión en Altaïr, señaló que el libro “no es una colección de fechas y de cosas arduas” sino una selección de acontecimientos y protagonistas que polarizan cada momento histórico, desde Lascaux hasta Kosovo, y que han sido escogidos “con pasión, conocimiento y emoción”. Vidal-Folch dijo que le provoca sana envidia lo que ha escrito Altares, “cuando los que nos dedicamos a temas europeos lo que hacemos es vivir sumergidos en documentos, directivas y análisis”. y situó Una lección olvidada junto a El Danubio, de Magris, y Breviario mediterráneo, de Pedrag Matvejevic, “tres grandes viajes al corazón de Europa”. “La lección”, reflexionó Altares, “ es que rasquemos donde rasquemos en Europa hay un campo de batalla”, que “todos somos mezcla”, y que “no hemos de pelearnos por aquello que no tiene ya sentido, los fantasmas del pasado, sino mirar lo que nos une”.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >