Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia ordena a la Xunta que le entregue los papeles secretos de las cajas

El Tribunal Superior investiga si el Gobierno de Feijóo vulneró derechos de un diputado de la oposición que lleva cinco años pidiendo los documentos

Feijóo celebra la fusión de las cajas gallegas en 2010 junto a sus gestores.
Feijóo celebra la fusión de las cajas gallegas en 2010 junto a sus gestores.

El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo tiene cinco días para entregarle al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) documentación clave del fallido proceso de fusión de las cajas que apadrinó la Xunta en 2010. Se trata de papeles secretos que el Ejecutivo nunca ha querido entregar a la comisión parlamentaria que investigó en la comunidad aquella integración que acabó con la intervención de la nueva entidad (Novacaixagalicia), la inyección de 9.000 millones de euros de dinero público para sanearla y su venta al banco venezolano Banesco por 1.000 millones, además de con sus gestores entre rejas.

El requerimiento del expediente completo de la fusión en el que están incluidos estos documentos se produce dentro de la investigación que realiza el alto tribunal tras un recurso contencioso-administrativo presentado por En Marea para determinar si el Gobierno de Feijóo vulneró derechos fundamentales del diputado Antón Sánchez. Sánchez, que es parlamentario en la Cámara autonómica desde 2012, primero por Alternativa Galega de Esquerda (AGE) y ahora por En Marea, lleva desde 2013 reclamando sin éxito esos papeles que contienen “información fundamental para valorar la responsabilidad de la Xunta” en aquella polémica operación que hundió el sector financiero gallego.

Sánchez reclama la carta que la Xunta envió a la auditora KPMG para encargarle el estudio con el que se avaló la fracasada fusión de Caixa Galicia y Caixanova, así como los informes sobre la operación que emitieron los técnicos de la Consellería de Facenda, todos ellos incluidos en el expediente administrativo que reclama ahora el TSXG. El objetivo es comprobar si, como declararon los representantes de KPMG en la comisión parlamentaria de investigación, el Gobierno gallego puso límites a aquel estudio con el que luego tanto Feijóo como su conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, defendieron públicamente las bondades de la integración financiera.

“En la comisión descubrimos que ni era auditoría ni avalaba la fusión de las cajas”, ha explicado este martes Sánchez. “La empresa dijo que se limitó a estudiar las cuestiones que fijó la Xunta en la carta de encargo. Si el estudio no fue más amplio o se estudiaron cuestiones que no eran las claves es responsabilidad del encargo que hizo la Xunta”. Solo en lo que va de este año Sánchez ha solicitado la documentación al Gobierno gallego en tres ocasiones sin recibir respuesta (20 de mayo, 6 de junio y 20 de septiembre).

Sánchez registró el pasado 20 de septiembre por última vez un escrito dirigido a la Presidencia de la Cámara gallega para poder acceder a los papeles ocultos. Según explica, la Xunta tiene la obligación de en un plazo de 30 días ofrecer la información o justificar su negativa, pero ni en ese caso ni en los anteriores lo ha hecho por lo que decidió acudir a los tribunales. “Algo se esconde”, deduce el diputado de En Marea.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >