Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa de recogida de basuras de Sabadell presenta una ERE para 43 trabajadores

El Ayuntamiento y Smatsa mantienen un litigio por un supuesto sobrecoste en la adjudicación, investigada en el 'caso Mercurio'

Un vehículo del servicio de limpieza de Sabadell
Un vehículo del servicio de limpieza de Sabadell

La empresa encargada de la recogida de basura y limpieza viaria de Sabadell, Smatsa, ha presentado este viernes un ERO que afectará 43 trabajadores de un total de 300, según ha confirmado la compañía a este diario. La dirección de la empresa se ha reunido esta mañana con los trabajadores y les ha comunicado su decisión. Los despidos se harán efectivos en diciembre, coincidiendo con la Navidad. El motivo es el desacuerdo entre el Ajuntament de Sabadell y la empresa sobre unos supuestos sobrecostes en el servicio. El Consistorio obliga a recortar algunas facturaciones no previstas y Smatsa considera que le obligan a reducir servicios y ello implica prescindir de parte de la plantilla. “Si se reducen los servicios, sobra gente”, asegura un portavoz de Smatsa.

El actual conflicto proviene de una inspección técnica de facturación (ITF) promovida por el Ayuntamento a raíz del aumento del coste del servicio. El Consistorio acusa a la empresa de facturar por encima de los servicios prestados y con la ITF lo obliga a cumplir estrictamente lo que fija la adjudicación del 2012. Smatsa llevó la ITF a los tribunales y perdió. También a los tribunales llegó un contencioso presentado por la empresa que niega estos sobrecostes, de 1,2 millones anuales.

Por su parte, la Ajuntament niega que haya pedido reducir los servicios, sino que facture por lo que marca el contrato y no descarta estudiar su rescisión. El alcalde de Sabadell, Maties Serracant, ha rechazado el ERO y asegura que su presentación “profundiza el incumplimiento que Smatsa está haciendo respecto a sus obligaciones contractuales”. El alcalde ha cuestionado que se reduzca el número de trabajadores para hacer un servicio que actualmente ya es deficiente. “Si hoy en día ya vemos que la empresa no está llevando a cabo lo que dice el contrato y la ciudad no está limpia, ¿como se hará ahora?".

Smatsa mantiene un litigio personal y judicial con el actual Ayuntamiento, formado por partidos que recelan del concurso y lo criticaron durante su adjudicación, en 2012, cuando estaban en la oposición. La tensión ha crecido con las sospechas de irregularidades en el concurso, que investiga una jueza de Sabadell en el marco del caso Mercurio. La magistrada concluyó que la adjudicación a Smatsa fue “fruto de una manipulación planificada" y que la empresa pagó, a cargos del antiguo Gobierno de Manuel Bustos, favores en forma de viajes, comidas, un acto electoral (y no descarta sobornos en metálico) a cambio de obtener el contrato.

Los sindicatos piden diálogo

Els comité de empresa ha expresado su “rechazo enérgico” a la gestión de este conflicto y piden que se lo deje de banda. “La lucha de intereses políticos y económicos parece que son más importantes que los intereses de los ciudadanos y los trabajadores”, lamenta el comité en un comunicado. Los trabajadores también critican la falta de voluntad de las dos partes de llegar a un acuerdo y piden una mesa de negociación a tres bandas (Ayuntamiento, empresa y sindicatos) para intentar solucionar el conflicto, un extremo que se ve difícil una vez se ha activado el ERO. Además, la empresa lo descarta: “No lo podemos parar porque no podemos perder un millón de euros anuales”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >