Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer con menopausia precoz da a luz en el Clínic con uno de sus propios óvulos

La técnica consiste en reimplantar a la paciente su propio tejido ovárico, en una intervención de unos treinta minutos

De izquierda derecha, Josep M. Calafell, Janisse Ferreri María José Ortega con su bebé y Francesc Fàbregas.
De izquierda derecha, Josep M. Calafell, Janisse Ferreri María José Ortega con su bebé y Francesc Fàbregas. EFE

María José Ortega consiguió el 28 de agosto dar a luz su primera hija. En 2015, cuando tenía 30 años fue diagnosticada de menopausia precoz, y tras pasar dos años probando técnicas de reproducción asistida, Ortega y su pareja llegaron al Hospital Clínic de Barcelona en busca de una donación ovárica. En ese momento, el doctor Francesc Fàbregues les explicó el ensayo clínico en el que estaba trabajando, basado en buscar la reactivación ovular después de reimplantar el propio tejido ovárico de la paciente tras haberlo troceado. Ortega fue intervenida el 26 de octubre de 2017 y diez meses después tenía a Daniela entre sus brazos.

La técnica, consiste en extraer parte de la corteza de uno de los ovarios, fragmentarla y reinsertarla en el otro ovario. Tras la intervención, de unos treinta minutos, se estimula hormonalmente durante unas semanas a la paciente con el objetivo de obtener nuevos óvulos que posteriormente serán fecundados in vitro. Este procedimiento demuestra que la fragmentación es suficiente para conseguir la reactivación y es una simplificación de uno similar que en Japón consiguió tres embarazos. En el caso nipón se extraía el tejido ovárico, era tratado con sustancias farmacológicas durante 48 horas y se volvía a implantar a la paciente. Por lo que la técnica catalana reduce el proceso a una sola intervención y sin la necesidad de ser tratada farmacológicamente. Un estudio similar ya fue puesto en práctica en 2015 en el Hospital de la Fe de Valencia.

En el estudio clínico han participado doce mujeres de menos de 35 años, de las que siete de ellas han vuelto a ovular pero sin conseguir ningún otro embarazo. La técnica del equipo dirigido por Fàbregues, publicada en la revista Journal of Ovarian Research, busca en palabras Fàbregues “activar y optimizar los folículos ováricos que todavía quedan”.

Aunque Fàbregues ha insistido en que el proceso se encuentra todavía en fase experimental, también ha dicho que con esta técnica se puede abrir “un futuro esperanzador” para otro tipo de pacientes, y confía en que alguna de las pacientes que siguen el ensayo consigan quedarse embarazadas. Fàbregues también ha declarado que la reactivación ovárica hace posible una fecundación natural, y no necesariamente a través de in vitro. Y que es posible que Ortega pueda volver a quedarse embarazada.

La menopausia precoz se produce cuando una mujer nace con una reserva de folículos ováricos menor de la esperada, o cuando los folículos se consumen más rápido que de costumbre. Se considera que una mujer sufre menopausia avanzada cuando tiene síntomas antes de los 40 años, y se estima que un 1% de la población la padece. Además de los síntomas típicos de la menopausia, muchas mujeres pueden sufrir problemas emocionales importantes.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información