Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto de Barcelona planea otra terminal para ser líder en España

El megaproyecto, previsto a largo plazo, permitiría a la infraestructura alcanzar un tráfico de cinco millones de contenedores

Mapa del puerto de Barcelona.
Mapa del puerto de Barcelona.

La Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) ha iniciado los estudios preliminares para la construcción de una tercera terminal de carga en el dique sur, la zona que se prolonga desde la bocana de mercancías y cruceros hasta la desembocadura del Llobregat. Así lo ha revelado este martes la presidenta de la entidad, Mercè Conesa, quien ha explicado que se trata de un objetivo a largo plazo, de entre doce y quince años. El proyecto está en la fase de estudios geológicos y quiere ser una respuesta al crecimiento del tráfico de contenedores. Una ampliación más próxima es la de la terminal BEST, la más moderna del puerto, cuyas obras empezarán en abril.

La construcción de una nueva terminal de carga es un gran proyecto que culminaría otros hitos de la historia reciente del puerto de Barcelona: la gran ampliación del puerto en los años noventa y 2000 hacia El Prat de Llobregat, que obligó a desviar la desembocadura del río, y la construcción, en 2008, de los diques sur y este. Es precisamente a lo largo del dique sur (casi cuatro kilómetros desde la bocana de mercancías y cruceros hasta la desembocadura del río), justo enfrente de la Barcelona Europe South Terminal (BEST), donde se situaría la nueva terminal, cuya viabilidad el puerto está estudiando. El objetivo, ahora, es incrementar el tráfico de contenedores hasta los cinco millones al año, para adelantar al resto de puertos españoles.

El motivo por el que el Puerto de Barcelona se ha puesto en el horizonte esta meta es el fuerte crecimiento que la infraestructura ha experimentado en los últimos tiempos, tanto en tráfico de contenedores como en el valor de las mercancías. En diez años, el puerto ha crecido un 20% en tráfico total y un 15% en tráfico de contenedores, y en 2017 el valor comercial fue de 78.000 millones de euros. La opinión de la actual presidenta, que llegó al cargo en julio en sustitución de Sixte Cambra, es la misma que la de su predecesor: el puerto ha entrado en otra liga y debe prepararse para crecimientos futuros. “Antes de una ampliación así se deben hacer muchos estudios para saber si el puerto está preparado para abordar un crecimiento tan sustancial como este, pero es evidente que no nos podemos dormir y tenemos que empezar los estudios preliminares”, ha dicho Conesa ante periodistas.

En la actualidad, el puerto de Barcelona es el tercer puerto del Estado en tráfico de contenedores, con tres millones de contenedores anuales. Se sitúa, por lo tanto, por detrás de los 4,5 millones de contenedores que gestionan el puerto de Algeciras y el de Valencia, pero se diferencia de estos en el hecho de que los conenedores en que están en ruta —los que son menos rentables— tienen menor peso en Barcelona, más centrado en la actividad de importación y exportación. En comparación con los puertos europeos, el de Barcelona ocupa la décima posición, siendo el principal el de Rotterdam, con más de 13 millones de contenedores.

Con el crecimiento de los últimos tiempos, la capacidad de las dos terminales de carga del puerto se sitúan cerca del límite: BEST, operada por la compañía china Hutchinson Ports Holdings, está al 80% con 1,5 millones de contenedores al año, mientras que la terminal APM ya funciona casi a plena capacidad, con la misma cantidad. Según Conesa, la ampliación de BEST, prevista en la concesión y que empezará en la próxima primavera, aumentará el tráfico en esta terminal a dos millones de contenedores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >