Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Área Metropolitana incrementará un 2,5% su tributo metropolitano

Los ingresos contribuirán a elevar los recursos destinador al transporte público metropolitano

Un trenEstación de Ferrocarrils de la Generalitat en Barcelona.
Un trenEstación de Ferrocarrils de la Generalitat en Barcelona.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que preside Ada Colau, subirá el próximo año un 2,5% su tributo metropolitano, con el que este año preveía ingresar 104 millones de euros. A esa cifra previsiblemente se añadirán unos 17 millones de euros de los contribuyentes de 18 municipios que integran la corporación municipal que todavía no pagaban ese impuesto, al no estar integrados en la primera corona tarifaria de la Autoridad del Transporte Metropolitano, lo que supone pagar un billete integrado más barato.

El incremento en el impuesto, que se paga en función del valor catastral de las viviendas, se aprobará previsiblemente en el plenario de la AMB que se celebrará mañana martes. La reforma de la ordenanza fiscal de la AMB y la obligatoriedad al pago del tributo de los 18 municipios supone, de hecho, que esos mismos municipios se beneficien de la tarifa integrada más barata del transporte metropolitano, al pasar de la zona 2 a la zona 1.

El tributo metropolitano se creó en 2010 para ayudar a sufragar el transporte público.Y lo mismo sucederá con los recursos que pagarán los ciudadanos de los 18 municipios que pasarán a pagar el próximo año el tributo. Con 390.000 habitantes en su conjunto, se prevé que aporten 17,1 millones de euros a la AMB. Esa cantidad más otros 5,96 millones que aportará la ATM, según han explicado fuentes oficiales de la AMB, será la que financie la integración de esos municipios en la tarifa 1 del transporte metropolitano.

El impuesto se calcula en base al valor catastral de los inmuebles y actualmente su coeficiente es del 0,156, cosa que implica que el propietario de una vivienda con un valor de 100.000 euros debe liquidar una tasa de alrededor de 156 euros. Con la modificación que la AMB aprueba este martes –según el documento al que ha tenido acceso EL PAÍS- el índice sube a 0,160, así que el mismo recibo se incrementará a 160 euros anuales.

El aumento del tributo es del 2,5%, pero la AMB prevé aplicar reducciones con el objetivo de limitar el aumento de ingresos por esa vía al 2,2%, según consta en la propuesta que se votará hoy.

El objetivo es que, a partir del 1 de enero, estos 36 municipios vean cómo se reduce el precio del billete cuando el trayecto sea entre ellos. Pero todo depende de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), que gestiona el servicio integrado de transporte, lo haga posible.

Los municipios implicados aplauden la integración, que básicamente se traducirá en un ahorro del trayecto a Barcelona, pero algunos también expresan reservas y dudas en cuanto a la aplicación del tributo. Uno de los que lo ha hecho abiertamente es el de Cerdanyola del Vallès. “No es justo que el tributo se aplique igual que en los municipios que disfrutan de una mejor red de transporte”, criticó el Ayuntamiento en un comunicado. Estos municipios planteaban que la implantación del tributo fuera progresiva y no se llegara al importe global hasta que se realizaran las inversiones de mejora de sus respectivas redes de transporte que deben recibir con esta integración. Cerdanyola además se queja de que “en estos momentos no existe ninguna previsión ni compromiso más o menos concreto de inversiones o mejoras”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >