Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El transporte público se abaratará en 18 municipios metropolitanos

Como contrapartida, las poblaciones tendrán que asumir un tributo metropolitano que hasta ahora no tenían que pagar

Un tren de cercanías.
Un tren de cercanías. Renfe

El mapa tarifario del transporte público del área metropolitana de Barcelona sufrirá un profundo cambio a partir del próximo año. 18 municipios que ahora integran la segunda zona tarifaria de la Autoridad Metropolitana de Barcelona (ATM) se incorporarán a la primera zona, la más económica en el uso de la red de autobuses, ferrocarriles y metro. De esa forma, sus 391.000 habitantes podrán beneficiarse de una rebaja en su gasto en transporte. En contrapartida los municipios beneficiados por la medida tendrán que asumir un tributo metropolitano del que hasta ahora se libraban.

Fuentes del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) confirmaron ayer la existencia de un acuerdo con la Generalitat, que tiene mayoría en la ATM, para efectuar los cambios. El Departamento de Territorio, cuyo consejero (en este caso Damià Calvet) ostenta la presidencia del organismo que gestiona el transporte público, aseguró que existe la “voluntad”, pero subrayó que quedan flecos de calado como el de la financiación. Se tiene que redefinir el nuevo mapa tarifario y los 18 municipios que se incorporarán a la zona 1 desconocen todavía qué aportación extraordinaria tendrán que hacer a la ATM para que sus ciudadanos se beneficien de unos precios más bajos.

Los beneficiados

Badia del Vallès

Barberà del Vallès

Begues

Catellbisbal

Cerdanyola del Vallès

Cervelló

Corbera de Llobregat

Molins de Rei

Pallejà

La Palma de Cervelló

El Papiol

Ripollet

Sant Andreu de la Barca

Sant Climent de Llobregat

Sant Cugat del Vallès

Sant Vicenç dels Horts

Santa Coloma de Cervelló

Torrelles de Llobregat

El cambio de tarifas será sustancial, a no ser que se apruebe un importante incremento de los precios del transporte público para el próximo año. Actualmente, una T-10 para una zona cuesta 10,2 euros, mientras que una para dos zonas salta a 20,1 euros, casi el doble. Los usuarios de la T-Mes que viven en alguno de los municipios afectados por el abaratamiento pagan actualmente 72,7 euros, mientras que si la medida estuviera ya en marcha pagarían un 34% menos. Y algo similar sucede con el título T-Trimestre, que acarrearía una rebaja tarifaria del 35% con los actuales precios.

La modificación de la tarifa de dos zonas obligará a redefinir el mapa de zonificación. Para los nuevos territorios que entren en la zona 1 también habrá ajustes, con mejoras en algunas conexiones, especialmente de líneas de autobuses.

Más recursos de la AMB

La ATM preveía hacer este cambio aprovechando la puesta en marcha de la T-Mobilitat, el título de transporte contactless que optimizará el uso de los distintos títulos de transporte y agilizará su pago. Pero ese proyecto, adjudicado en 2014 a un consorcio privado por 58 millones de euros, acumula retrasos y finalmente se ha decidido adaptar el nuevo mapa tarifario pese a que no esté en marcha el nuevo título de transporte.

Los responsables de los municipios afectados por la medida vieron confirmados —de forma indirecta— sus anhelos ayer, durante una reunión en el Área Metropolitana. Allí les fue comunicada la decisión de que a partir del próximo año sus contribuyentes asuman el pago del tributo metropolitano. Esas 18 poblaciones estaban exentas de forma transitoria hasta que “no dispongan de un nivel de servicio de transporte público colectivo de pasajeros por superficie análogo o asimilable al de los municipios integrados a la extinta Entidad Metropolitana del Transporte”, según consta en una disposición adicional de la ordenanza que regula el tributo. Es decir, hasta que no se incluyeran en la zona 1 del transporte de la ATM, la misma en la que se encuentran el resto de los 18 municipios del AMB no tendrían que asumir el impuesto. La medida será aprobada en el plenario de la corporación metropolitana el próximo martes. Después tendrá que ser la ATM la que apruebe el nuevo mapa tarifario.

El nuevo tributo se calcula en base al valor cadastral de la residencia. Para un piso con un valor de 100.000 euros se pagarán unos 156 euros, según los cálculos de la AMB. Al final, beneficiarse de un transporte público metropolitano más barato no saldrá gratis y para una parte de la población, la que no hace uso de todo el sistema integrado de transporte, pagar más no tendrá contrapartida en servicios. “Seguro que al principio puede generar alguna incógnita, pero será aprobado por el pleno y se han recogido firmas para ir a la zona 1. Hay gente a quien le saldrá muy a cuenta, a quien no use el transporte público, pues no”, afirmaba el alcalde de Molins de Rei, Joan Ramon Casals.

Fuentes del Departamento de Territorio consultadas explicaron que el tributo metropolitano no podrá cubrir la totalidad del gasto que implica que 391.000 nuevos usuarios potenciales pasen a beneficiarse de la tarifa 1. Debe resolverse cómo se financia la diferencia y probablemente la AMB deberá aportar más recursos a la ATM por ese concepto. En 2014 se decidió que cualquier nueva petición de servicios debería ser sufragada por las administraciones que pedían las mejoras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >