Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Povisa solicita preconcurso por pérdidas de 42 millones que atribuye al concierto con el Sergas

El hospital ha comunicado a la plantilla que su fondo de reserva, con el que ha estado haciendo frente a las pérdidas, se ha agotado

Hospital Povisa Vigo
El hospital Povisa en Vigo.

El hospital Povisa de Vigo ha confirmado este viernes que ha presentado la solicitud para que se la declare en situación de preconcurso de acreedores, y ha vinculado la decisión a la pérdidas acumuladas, que cifra en 42 millones de euros, desde la entrada en vigor del concierto vigente con el Sergas, en 2014.

La dirección de la empresa ha trasladado su decisión ya a la plantilla, a la que ha comunicado que su fondo de reserva, con el que ha estado haciendo frente a las pérdidas, se ha agotado. De hecho, ha confirmado que ya ha comenzado a retrasar pagos, entre ellos el del IRPF.

Ahora se abre un plazo de tres meses para que la empresa pueda negociar con su principal cliente, el Sergas, ya que su situación se debe "única y exclusivamente" al "desequilibrio" generado por la "interpretación" que la Administración pública ha hecho del concierto sanitario.

El Sergas ha rechazado este viernes los argumentos esgrimidos por el hospital Povisa para justificar la solicitud de preconcurso de acreedores, y ha negado que la situación de la empresa sea atribuible al concierto sanitario que, han apuntado fuentes sanitarias, se está cumpliendo "estrictamente".

A través de un comunicado, Sanidade ha asegurado que, desde que Povisa le comunicó sus circunstancias económicas, "se han mantenido múltiples reuniones entre ambas partes con objeto de solucionar esta situación y acordar mecanismos que permitan mejorar la eficiencia en la ejecución del concierto".

Por otra parte, ha incidido en que se están cumpliendo "estrictamente" los términos de dicho concierto y, con respecto a las "discrepancias" en la interpretación, el Sergas ha recordado que "ya fueron resueltas en sede judicial", donde se confirmó el criterio formulado por la administración.

Además, desde que se firmó el concierto (en 2014), "no se han registrado variaciones, ni en la actividad asistencial ni en los indicadores establecidos, que justifiquen variaciones en las bases acordadas entre ambas partes", han recalcado las mismas fuentes.