Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÓNICA

Candidato de orden, estreno caótico

El caos organizativo en el inicio de la carrera de Manuel Valls a la alcadía de Barcelona dará que hablar en los corrillos periodísticos de la ciudad

Manuel Valls, este miércoles en el CCCB.
Manuel Valls, este miércoles en el CCCB. EL PAÍS

Manuel Valls inició este martes su carrera a la alcaldía de Barcelona con un caos organizativo de los que darán que hablar en los corrillos periodísticos de la ciudad. Una hora antes de dar inicio su conferencia inaugural, la sala Mirador del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) ya estaba llena hasta la bandera: 130 personas ocupaban el espacio mientras decenas de periodistas e invitados esperaban inútilmente para acceder. Se quedaron fuera una treintena de medios y ni tan siquiera el conseguidor entre conseguidores, el cazatalentos Luis Conde, tuvo la suerte de escuchar las primeras palabras del candidato que vuelve a casa para poner orden: “Siento lo que ha sucedido, aunque tampoco lo siento mucho porque quiere decir que hay interés”.

Adela López, señora de la zona bien de Barcelona, necesitó media hora para constatar el desmadre: López explicó a este periodista que ella tiene “mucha experiencia asistiendo a actos de este tipo”, y que esta experiencia le permitía concluir “que cuando la organización de un evento está tan mal hecha, como es el caso, lo mejor es que avisen desde el principio y no nos hagan esperar”. A su lado entraba uno de los últimos vip colados entre miradas de envidia/cabreo, el arquitecto Óscar Tusquets, viejo conocido de la familia Valls.

La organización del acto comunicó que no habían tenido más alternativa que celebrar la conferencia en la sala Mirador porque el auditorio del CCCB estaba ya reservado; como si en Barcelona solo hubiera este museo para convocar actos políticos. La organización añadió que la expectativa generada les había cogido por sorpresa, como si de la potencial candidatura de Valls no se hubiera informado a diario por tierra, mar y aire. El equipo del candidato confirmó que tenían una lista de unos 85 medios acreditados, más 85 invitados, lo que sumado da un total de 170 personas, 40 más que el aforo máximo del auditorio elegido.

Había expectación por si Valls hacía como Jordi Graupera, que tras llenar el Teatro Victoria para dar su conferencia como protocandidato al Ayuntamiento, repitió la charla para los fans que se habían quedado fuera. El equipo del exprimer ministro francés optó por conminar a los medios damnificados a pasarse por la rueda de prensa que ofrecerá este miércoles en el Hotel Calderón. La ciudadana Adela López no tuvo anuncio de futura convocatoria para conocer a Valls, aunque aseguró que, “pese este desastre”, no perdía las ganas de votar por él.