Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canoas y ‘camping’ contra el desarraigo

El Ayuntamiento de Madrid organiza un campamento para jóvenes acogidos por sus abuelos y familiares

Jóvenes participantes en el campamento el pasado julio en Gallegos de la Sierra, en una fotografía facilitada por la organización.
Jóvenes participantes en el campamento el pasado julio en Gallegos de la Sierra, en una fotografía facilitada por la organización.

Participar en un campamento de verano puede ser una de las experiencias más enriquecedoras en la vida de un adolescente, sobre todo si está viviendo una situación familiar compleja. Este fue uno de los motivos que llevó al Ayuntamiento de Madrid a organizar el primer campamento destinado a jóvenes en situación de acogimiento en familia extensa y que se está desarrollando este verano en Gallegos de la Sierra (Segovia). “Son adolescentes de 13 y 14 años que no viven con sus padres o madres por diferentes circunstancias, pero sí lo hacen con algún otro miembro adulto de su familia, en muchos casos, sus abuelos”, explica Ana Buñuel, responsable de la Dirección General de Familia e Infancia del Consistorio. “El campamento les permite conocer a otros chicos y chicas que están en su misma situación creándose así un vínculo de apoyo mutuo entre ellos”, añade.

El campamento, denominado Summer Camp La Data, ha sido desarrollado por la empresa Alea Campamentos, seleccionada a través de convocatoria pública. Los participantes fueron elegidos entre un listado elaborado por los 12 Centros de Atención a la Infancia que trabajan en la capital. “Consideramos el aspecto terapéutico de esta experiencia de 15 días en un entorno rural. Les podía venir muy bien, tanto a los chicos y las chicas personalmente, como a las familias que les cuidan durante todo el año para que descansasen”, dice Buñuel y añade que, además de la edad, también se tuvo en cuenta el perfil socioeconómico de las familias. “Muchos de ellos no tienen la posibilidad de salir de vacaciones fuera de Madrid”.

En total, 150 jóvenes han participado en esta primera edición del programa, que tendrá continuidad el año que viene, y que se ha divido en tres fases: dos quincenas en el mes de julio y una en agosto que concluye hoy. “Era imprescindible que el campamento se desarrollase en un entorno natural donde se pudiesen realizar todo tipo de actividades al aire libre”, apunta la directora general de Familia e Infancia. Ha habido rutas de senderismo y canoas, acampadas, torneos de futbolín, todo tipo de juegos tradicionales, e incluso clases de inglés.

“Después de cenar, parece que tenemos un problema… ha llegado el director del monicomio y nos ha contado que nuestros monitores se han vuelto locos!! ¿Y ahora qué hacemos? Rápidamente nos organizamos en equipos y conseguimos encontrarlos a todos y saber qué les pasa y curarles ¡¡Menos mal!!”, escribían los jóvenes en un cuaderno de bitácoras sugerido por la organización para que pudiesen contar sus sentimientos y reflexiones. “Esta generación, tan tecnológica, no podía narrar su experiencia solo en papel, también se habilitó una página web a la que solo tienen acceso los familiares y en la que han subido fotos y notas sobre el campamento”, añade Buñuel.

En la actualidad hay unos 800 chicos y chicas en situación de acogida en familia extensa. Están en continuo seguimiento por parte del Consistorio y de la Comunidad de Madrid, que tiene la competencia de dictar medidas de protección sobre menores que viven en la región. Aunque el campamento está dirigido a este perfil de adolescentes, en el área de Protección de la Infancia del Ayuntamiento explican que también se ha permitido la participación de otros menores: “Algunos chicos no estaban en situación de acogida en familia extensa, pero sí tenían un seguimiento por parte de los centros porque viven un contexto familiar delicado. Sus padres no han perdido todavía la tutela y se trabaja para que no ocurra. Como quedaban algunas plazas libres, se decidió introducirles también en este programa”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información