Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC descarta elecciones por falta de Presupuestos

Torra especuló el viernes con la posibilidad de dimitir si la Generalitat no aprueba sus cuentas

El president Quim Torra saluda a unos simpatizantes en una feria en Argentona.
El president Quim Torra saluda a unos simpatizantes en una feria en Argentona.

No habrá adelanto electoral en Cataluña por falta de Presupuestos para 2018. Al menos así se apresuró ayer a aclararlo Esquerra Republicana de Catalunya después de que el presidente catalán, Quim Torra, especulara el viernes con la posibilidad de dimitir si la Generalitat no logra dotarse de un presupuesto el próximo otoño. El vicepresidente Pere Aragonès, de ERC, aseguró ayer que esto no ocurrirá: “Las reflexiones del president siempre son interesantes, pero yo creo que no hará falta que se lo tenga que llegar a plantear [el adelanto electoral], porque tendremos presupuestos aprobados por el Parlament, seguro”.

La debilidad del acuerdo que sustenta el actual gobierno catalán hace que desde el primer día de la legislatura se especule con unas nuevas elecciones anticipadas. De hecho, el propio expresidente, Carles Puigdemont puso el asunto encima de la mesa el día que tomaba posesión su sucesor, Quim Torra. Puigdemont especuló con unas nuevas elecciones en diciembre y el propio Torra insistió en esta idea el pasado viernes al decir que si su gobierno no puede tener presupuestos se plantaba dimitir. “Es lo que hacen los gobiernos cuando no pueden aprobar un Presupuesto”, dijo.

Pero una cosa son los planes de Torra y otra los que puedan tener sus socios de Esquerra Republicana, formación que no quiere elecciones pese a liderar las encuestas. Los republicanos, con su presidente Oriol Junqueras en prisión preventiva y su secretaria general, Marta Rovira, huida en Suiza, no creen que sea un buen momento para ir a las urnas. Y el vicepresidente Pere Aragonès es el máximo exponente de este punto de vista dentro del Ejecutivo. Su objetivo es gobernar y recomponer el tablero independentista antes de buscar otra línea de enfrentamiento.

“Estoy convencido de que los presupuestos se aprobarán, porque el Parlament estará a la altura de la responsabilidad y el Govern, también”, afirmó Aragonès, que añadió: “Plantearse a día de hoy qué pasaría en caso de que no pudiese haber un apoyo parlamentario sería demasiado prematuro por mi parte”. De momento, Aragonès no ve motivos para adelantar las elecciones, porque ya hay una mayoría independentista en el Parlament: “Unas nuevas elecciones en el mejor de los casos nos volverían a dar una mayoría independentista que ya tenemos. Yo no le veo el sentido”.

Aragonès garantizó que el proyecto presupuestario del Govern tendrá “un contenido ambicioso” y dará continuidad a las iniciativas de “transformación de las políticas públicas en el ámbito social que se han llevado a cabo en los últimos meses y años”, por lo que podrá recabar, a su juicio, apoyos incluso más allá de la CUP.

Los anticapitalistas insisten en que no cuenten con ellos para unas cuentas continuistas y los socialistas, otro posible socio, lo ven complicado, especialmente mientras el presidente no cambie de discurso. Si no lo hace “solo podrá negociar con los CDR”, dijo ayer la diputada Eva Granados, del PSC.

Más información