Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujeres poderosas para combatir las noches, y aperitivos, del estío

Féminas de todos los géneros actúan—Truddy Lynn, Sara Serpa o Lorena Álvarez— junto a otros como Caetano Veloso y sus hijos

La artista Trydu Lynn durante un concierto.
La artista Trydu Lynn durante un concierto.

Mujeres de personalidad bien distinta coinciden en los escenarios de Madrid y cada una con un peculiar universo creativo que las convierte en únicas. Acaso la más veterana sea Trudy Lynn, que lleva desde los sesenta amarrada a las esencias del soul y el blues, no en vano formó en aquella época, siendo casi una niña, parte de la banda de Ike & Tina Turner. Poco después empezó a publicar discos y desde esta noche a la del domingo (21.00, 18 euros) estará en el Café Central descargando su fiereza junto al armonicista Steve Krase al frente de la Bakin' Blues Band.

Más dulce y sosegada se antoja la lisboeta Sara Serpa. Su jazz es calmo, y su voz un susurro hermoso que se acompaña mañana en el Bogui, (22.00, 18 euros) con la saxofonista norteamericana Ingrid Laubrock y el pianista argentino Demain Labaud. Un trío de lujo. El domingo por la noche (21.00, 16 euros) en la terraza del Teatro Galileo se cierra el festival Jazz & Wine con otro trío impresionante: Nes. Lo lidera la compositora, cantante y violonchelista Neshrine Belmokh, de origen argelino y francés pero que vive en Valencia. Canta en árabe, por tanto, más en inglés y francés canciones que encierran todo el Mediterráneo en su garganta y que sugieren viajes por el norte de África, la canción francesa y la tradición de resonancias andalusíes. Acarician su canto el otro cello de Mattieu Saglio y las sutiles pero contundentes percusiones de David Gadea.

La tradición de la música asturiana es el punto de partida de otra mujer con presencia, Lorena Álvarez. Ella la lleva al terreno del pop sencillo, por eso ha cautivado al público indie, aunque su propuesta arranque del folklore y la tonada asturiana. Mañana a mediodía (12.30, gratis) prosigue con ella el ciclo Las terrazas del Thyssen, que quiere ofrecer música en directo todos los sábados a la hora del aperitivo en el museo.

Mientras, continúan Las Noches del Botánico, con un suculento programa para tres días, si incluimos la presencia el lunes (22.00, desde 65 euros), de contar con el gran Caetano Veloso, acompañado de sus hijos Zeca, Tom y Moreno. Este finde está ahí DePedro y Caléxico (mañana, 21.30, desde 30 euros) y el domingo (20.00, desde 18 euros) otro hijo de un ilustre, Ky-Many Marley. Caléxico (nombre que fusiona California y México) trae de Arizona esa música fronteriza que tan bien encaja con la propuesta del madrileño Jairo Zavala, líder de DePedro y que ya han girado juntos por Europa en más de una ocasión. El hijo del gran difusor del reggae en el mundo, por su parte, comparte cartel con los madrileños Emeterians y los valencianos Mediterranean Roots, grupos referenciales del reggae patrio, como adelanto al Rototom que se celebra en pocas semanas en Benicassim.

Al tiempo, los clubes siguen programando como si nada. El pianista granadino de jazz, Sergio Pamies, acude hoy (21.00, 15 euros) al Café Berlín, donde mañana (21.00, 14 euros) descargará la potente Big Band que lidera el saxofonista neoyorquino Bob Sands. Y en el Clamores, hoy (23.00, 12 euros) es el turno de Ivan Melón Lewis con The Cuban Swing Express, y mañana (23.00, 20 euros) el de Matador! Soul Sound, un mega grupo con dos voces de mujer al frente, Kimberley Dawson y Adryon de Leon, tan potentes y fieras como las citadas al principio, aunque menos conocidas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información