Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Audiobooks’, ‘ebooks’, Amazon y otros amigos del libro

Markus Dohle, líder de Penguin Random House, insufla optimismo en el Foro Edit

Markus Dohle, CEO de Penguin Random House con el periodista Sergio Vila-Sanjuán en el Forum Edita.
Markus Dohle, CEO de Penguin Random House con el periodista Sergio Vila-Sanjuán en el Forum Edita. EFE

No creo que caminemos hacia la extinción del libro; es más, está en el mejor momento de sus últimos 500 años”. Si esta aseveración la hace el máximo responsable del que es el primer sello de libros comerciales del mundo (y cuarto en el global con su grupo), alguien que representa a 320 sellos editoriales y vende más de 800 millones de ejemplares al año entre libros en papel, audiobooks y ebooksen más de un centenar de países, pues igual tiene razón. Así lo defendió Markus Dohle, consejero delegado de Penguin Random House (Bertelsmann) en la inauguración ayer del Tercer Forum Edita en Barcelona, promovido por el Gremio de Editores de Cataluña y la Universidad Pompeu Fabra y que hasta mañana debate con expertos el futuro del sector.

Dohle, en conversación con el periodista Sergio Vila-Sanjuán, insufló aire fresco y optimista tanto al caluroso Saló de Cròniques del consistorio que acogió el acto como al sector.

Cartesiano como buen alemán, enumeró varias razones objetivas para su optimismo: “El mercado internacional lleva creciendo en los últimos 50 años; los modelos en papel y libro electrónico están estables y se da una coexistencia entre el libro físico y digital impensable hace unos años: el 80% del mercado es para el papel y un 20%, para el digital; el público-objetivo crece cada año porque baja el analfabetismo y los libros para niños y jóvenes han crecido como nunca los últimos 20 años, lo que da posibilidades de desarrollo de generaciones de futuros lectores”.

En una espiral de optimismo, y como se declaró “agnóstico con los formatos”, defendió los ebooks: “Es un regalo para el sector porque nos permite nuevos formatos para llegar a nuevos lectores 24 horas, 365 días al año; pasó con los libros de bolsillo, que se vieron como un peligro para los de tapa dura y nunca fue así”, comparó. Eso sí, si superaran, que no vio probable, el 50%, supondría un riesgo: “El 80% de ventas en papel ha estabilizado el ecosistema de las librerías”.

Más audiolibros

También se mostró expansivo con el audiolibro, hasta vaticinar que “en seis o siete años habrá más audiolibros que ebooks: permiten hacer cosas simultáneas mientras leemos”. En esa línea, hasta minimizó la competencia de los móviles en los más pequeños: “En EE UU, la proporción papel/ebook en ellos es de 90 a 10: están todo el día con pantallas y regresan al papel”.

El cénit del optimismo llegó con Amazon. A pesar de admitir que tiene una posición “dominante” en ebooks y ya casi en la distribución de libros físicos, cree que “ha traído mucha innovación al sector y es socio capital para llegar a más lectores”; pero contrapuso: “En Internet, las recomendaciones no funcionan y sí en las librerías físicas, a las que las editoriales debemos ayudar para estabilizar su mercado”.

Tras insinuar que su grupo debería crecer en Brasil y en España (donde “hemos multiplicado por cuatro el negocio”), Dohle se puso la piel de cordero a los cinco años de la megafusión entre Random House y Penguin: “Solo se juntaron dos grandes comunidades de pequeñas editoriales: queremos apoyar culturas y voces locales con equipos locales y autónomos; no existe una edición global; es muy difícil”. El gigante Dohle dio esperanza, pues, hasta a los minúsculos editores independientes.