La Generalitat pide un acuerdo político con el Gobierno

El ejecutivo de Quim Torra llega a la reunión con Pedro Sánchez sin concretar sus reivindicaciones

Quim Torra, en el centro, este martes en el Parlament.
Quim Torra, en el centro, este martes en el Parlament.Marta Pérez / Efe

La Generalitat considera que del encuentro del próximo día 9 en La Moncloa debería salir un “acuerdo político” entre ambos Gobiernos que se iría desarrollando en los próximos meses y que sería la guía a seguir en las relaciones entre ambas Administraciones. El Gobierno catalán ha declinado en los últimos días concretar sus reivindicaciones y ha optado por abrir el foco de sus planteamientos, en un intento de llevar a esa mesa de diálogo sus posiciones.

La reclamación del derecho a la autodeterminación y la convocatoria de un referéndum legal y acordado entre ambas partes, al estilo del celebrado en Escocia en 2014, son las dos patas principales de las exigencias de la Generalitat. El Gobierno de Pedro Sánchez ha asegurado que no está dispuesto a ceder en ninguna de ellas y que no piensa modificar la Constitución ni permitir esa consulta, aunque se ha mostrado dispuesto a hablar de todo.

El Gobierno de Quim Torra, por el contrario, ha optado por la estrategia de hacer bandera de sus reivindicaciones históricas, como la mejora de la financiación autonómica, la necesidad de atajar el déficit histórico de inversiones del Estado en Cataluña o la resolución de la eterna conflictividad en las competencias entre ambas Administraciones.

La Generalitat no renuncia a esas cuestiones, pero considera que estos temas, incluidos en los 45 puntos que Carles Puigdemont planteó a Mariano Rajoy en la última reunión oficial que celebraron el 21 de abril de 2016, no deben incluirse en el encuentro entre el presidente de la Generalitat y Sánchez, sino que deben derivarse a las comisiones bilaterales en las que están representados ambos Gobiernos.

Algunos de esos foros estaban inactivos desde 2007 y con la nueva etapa política que se ha abierto en España han sido reactivados por la Generalitat, que el pasado martes nombró a sus representantes en esas comisiones.

EL Gobierno catalán también ha querido restar trascendencia al traslado a Cataluña de los presos independentistas del procés y se ha apresurado a matizar que no forman parte de ninguna negociación política, sino que se trata de un simple cumplimiento de la legislación penitenciaria. Por el contrario, plantea también en abstracto que en la reunión del día 9 se debería hablar de “la represión y situación de los presos” y la presencia del franquismo en la realidad institucional y social de España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS