Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convivencia Cívica denuncia que la inmersión eleva la tasa de fracaso en niños castellanohablantes

La organización, contraria al modelo de escuela en catalán, sostiene que este sistema genera "fractura y desigualdad educativa"

Una clase del colegio Joaquim Ruyra de L'Hospitalet
Una clase del colegio Joaquim Ruyra de L'Hospitalet

La organización Convivencia Cívica Catalana (CCC), contraria al modelo de inmersión lingüística en las escuelas de Cataluña, ha denunciado que los niños castellanohablantes de la comunidad fracasan el triple que en Madrid y el doble que la media española. La entidad asegura que ha analizado los datos de las pruebas internacionales PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study), que evalúan la comprensión lectora en alumnos de cuarto de primaria, y ha encontrado que los menores catalanes que son castellanohablantes tienen un nivel más bajo en el baremo de comprensión lectora. CCC achaca estos datos al modelo de escuela catalana, que tiene como lengua vehicular el catalán.

"Un 30% de los alumnos castellanohablantes ne Cataluña fueron incapaces de superar el nivel bajo de comprensión lectora, el triple que en la Comunidad de Madrid (9%) y casi el doble que la media española (16%)", sostiene la organización en su informe, en el que asegura que ha empleado "las herramientas estadísticas adecuadas" para explotar los datos globales que se desprenden del informe. En conjunto —sin desglosar concretamente la muestra por lengua materna o situación socioeconómica—, el estudio del PIRLS que consta en la web del Ministerio de Educación sostiene que la media de la evaluación internacional para los países participantes está en 500 puntos. España sacó una puntuación de 528 y Cataluña, 522, "inferior pero no significativamente diferente a la puntuación de la media de España", sostiene el documento del Ministerio. El rendimiento medio en el País Vasco arrojó una puntuación de 517 puntos, un dato que Educación sí consideró "significativamente menor".

Con todo, CCC agrega además que "el 27% de los estudiantes castellanohablantes en Cataluña reconocen no tener seguridad en la lectura, nueve puntos por encima del promedio de España (18%) y casi el doble que los alumnos castellanohablantes en la Comunidad de Madrid (15%)". La entidad achaca estos resultados al sistema de inmersión lingüística y apunta que este modelo "está creando una importante fractura y desigualdad educativa".