Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La EMT lleva a Antifraude supuestas irregularidades en la jubilación de trabajadores durante la etapa del PP

Los trabajadores se acogían a una reducción de jornada del 15% y trabajaban 65 días en lugar de los 131 exigidos, asegura el concejal Grezzi

La EMT de Valencia lleva a Antifraude “irregularidades” en las jubilaciones durante la etapa del PP
La EMT de Valencia lleva a Antifraude “irregularidades” en las jubilaciones durante la etapa del PP

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València ha remitido a la Agencia Valenciana Antifraude un práctica supuestamente irregular llevada a cabo por la compañía municipal desde 2001 en jubilaciones parciales de los empleados. Según el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y el gerente de la EMT, Josep Enric Garcia, había trabajadores que se acogían a una reducción de jornada del 15% pero acudían a trabajar 65 días en lugar de los 131 que les correspondían.

En palabras del concejal de Movilidad, de quien depende la compañía de transporte público municipal, se trata de "un asunto peliagudo" y todavía no se ha establecido el número de trabajadores que podrían haberse jubilado bajo esta fórmula. Si ha afirmado rotundo que era una práctica "continuada" y "contraria a la ley" que se permitía desde 2001, año en el que el Partido Popular estaba al frente del Gobierno local de Valencia. 

El actual gerente ha cortado esta práctica en cuanto la ha detectado. Ha explicado que esta anomalía tiene su origen en 2001 cuando, en el marco de la negociación del convenio colectivo, "los trabajadores y la gerencia de la empresa acordaron una claúsula" para que "todos los empleados que llegaran a los 61 años en 2001, 2002 y 2003 pudieran acogerse a la jubilación parcial" con una reducción de jornada.

Asimismo, ha expuesto aunque que la Inspección de Trabajo advirtió de que esa era una cláusula "ilegal" por establecer el número de jornadas laborales obligadas por debajo del mínimo que marca la ley, "la gerencia y los directores de la EMT" de aquel momento "ratificaron el acuerdo", al tiempo que ha lamentado que no se decidiera ser "escrupuloso con el dinero público".

García Alemany ha agregado que en 2007 los responsables de la EMT también hicieron "caso omiso a la Ley 30/2007, de contratos del sector público", que "por primera vez limitaba de forma expresa la posibilidad de que las administraciones públicas llevaran adelante actividades en el ámbito civil huyendo del derecho administrativo".

En 2010 la empresa recibió un informe de la Sindicatura de Comptes en el que se le consideraba sector público y se le reconocía su poder adjudicador, una circunstancia que obligaba "a un retorno al derecho administrativo" y fue también ignorado "de manera temeraria", como también se hizo en 2011 a requerimiento del Ministerio de Economía y Hacienda.

García ha señalado que el "problema", cuando "la irregularidad se hace más grave", surge al conceder la jubilación parcial con solo 65 días de trabajo aunque oficialmente se comunican y abonan los 131 que corresponden al porcentaje reducido. Así, ha censurado que desde 2001 y hasta ahora estos empleados hayan hecho "la mitad de lo que toca" y, sin embargo, la empresa haya pagado la totalidad de días.

El concejal Giuseppe Grezzi ha comentado que los hechos trasladados a la Agencia Valenciana Antifraude suponen "un fraude de ley" con "consecuencias aún por determinar para los afectados" y ha criticado que los anteriores gestores de la EMT no tomaran "ninguna medida ante esta situación". El responsable municipal ha avanzado que este viernes preguntará a Alberto Mendoza, actual concejal del grupo municipal del PP, por este asunto en el Consejo de Administración de la compañía.

Grezzi ha señalado que ahora se está a la espera de "lo que determine la Agencia Valenciana Antifraude", que deberá analizar lo que ha pasado y el coste para las arcas públicas municipales.