Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Valedora exigirá a la Xunta transparencia sobre la mina de Touro

Milagros Otero se reunió con representantes de 40 asociaciones contrarias a la reactivación de mina para mediar entre estas y la Consellería de Industria

Drenaje ácido en un arroyo próximo a la vieja explotación de cobre de Touro, donde se proyecta una nueva mina.
Drenaje ácido en un arroyo próximo a la vieja explotación de cobre de Touro, donde se proyecta una nueva mina.

La Valedora do Pobo, Milagros Otero Parga, actuará de oficio para requerir de urgencia información del expediente administrativo para el nuevo proyecto minero de Touro (A Coruña) que tramita la Consellería de Economía, Emprego e Industria. Otero informó de estas y otras actuaciones de su departamento este jueves a los representantes de cuarenta asociaciones integradas en laPlataforma en defensa da Ría de Arousa (PDRA) y la Plataforma Vecinal Mina Touro tras admitir a trámite su queja.

En un escrito dirigido al movimiento empresarial y vecinal contrario al proyecto minero para la extracción de cobre, la Valedora se ha comprometido a iniciar las gestiones para que en un plazo de quince días la Xunta responda a los requerimientos de ambas plataformas sobre los planes de la empresa minera, y además explique las causas por las que hasta ahora no ha facilitado ninguna información del expediente administrativo.

Tras la reunión en Santiago con Milagros Otero, ambas plataformas informaron de las medidas adoptadas por la Valedora, dada “la gravedad del asunto” que “afecta a la vida de mucha `personas”, según exponen en un comunicado conjunto. Otero también les informó que las solicitudes vecinales están amparadas en la Ley de Transparencia y que “estamos en nuestro derecho a que se nos dé la información requerida en forma y plazo y se nos facilite el acceso al expediente porque nuestros intereses están justificados y fundados”, inciden en el comunicado.

La Valedora dará cuenta a los afectados del informe requerido a la Dirección Xeral de Enerxía e Minas, dependiente de la Consellería de Economía e Industria y del resultado de las actuaciones, aunque ha puntualizado en su escrito de admisión que el trámite de la queja no suspenderá en ningún caso los plazos previstos en las leyes para que se pueda recurrir la resolución administrativa controvertida, tanto en la vía administrativa como en la jurisdiccional.

El portavoz de la PDRA, Xaquín Rubido ha denunciado “la ocultación de información sobre este proyecto, pese a que es un pilar de la democracia, por eso creemos que hay algo inconfesable detrás”. Rubido ha subrayado la enorme demanda social que está detrás de este movimiento vecinal que incluye los representantes del sector del mar que hace dos años lograron paralizar la tramitación de la Ley de Acuicultura.

“Estamos aquí para defender los intereses de Galicia que están en los sectores productivos, no en ninguna multinacional que se va a llevar el dinero del cobre a cambio de dejarnos aquí destrucción y miseria”, ha subrayado Xaquín Rubido.

Los colectivos vecinales vienen reclamando desde hace más de un año al departamento que dirige el director general Ángel Bernardo Tahoces todos los expedientes, analíticas e informes medioambientales sobre la reactivación de la explotación minera en el municipio coruñés. La mina, que drenaba al río Ulla, se abrió en la década de los años cincuenta aunque cesó su actividad en 1988.