Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adolfo Domínguez reduce sus pérdidas en un 70% e inicia la fusión de sus marcas

En el último ejercicio, con 39 tiendas menos que en el anterior, la empresa aumentó las ventas en 3,5 millones

Tienda de Adolfo Domínguez en Madrid.
Tienda de Adolfo Domínguez en Madrid.

La firma textil Adolfo Domínguez levanta cabeza tras afrontar en 2016, con números rojos por 22,9 millones de euros, la mayor crisis desde su salida a bolsa en 1997. Según los datos correspondientes al último ejercicio fiscal (de marzo de 2017 a febrero de este año) presentados este miércoles en su sede del polígono industrial de San Cibrao das Viñas (Ourense) la empresa ha reducido sus pérdidas en un 70,6%, hasta 6,7 millones de euros, al mismo tiempo que ha incrementado sus ventas un 3,1%, situándolas en 113,7 millones. El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue negativo en 2,2 millones. No obstante, mejoró un 75% respecto a los 8,7 millones negativos del año anterior.

Esta es la primera vez desde 2006 en que la empresa encadena dos ejercicios consecutivos con incremento de ventas; un logro que la firma atribuye a la nueva etapa marcada por el despido, en 2016, del director general Estanislao Carpio y su sustitución por Adriana Domínguez, una de las hijas del empresario. Durante la etapa de Carpio, el fichaje procedente de Camper, la firma gallega afrontó una espiral de pérdidas, hasta alcanzar los 44 millones de euros, lo que la abocó a vender el edificio barcelonés de Paseo de Gracia por 45 millones y a cerrar 157 puntos de venta mientras aplicaba varios ERE.

En los 18 meses transcurridos de esta nueva etapa de control familiar, la compañía ha logrado la mejor progresión del resultado operativo en seis ejercicios y ha mejorado en 17,5 millones de euros su Ebdita. Entre los datos positivos presentados este miércoles destaca el crecimiento en un 7,3% de las ventas comparables (no tienen en cuenta aperturas, cierres y reformas durante el ejercicio) y de un 22,3% de las ventas online. La compañía facturó 113,7 millones de euros en el ejercicio: un aumento de las ventas en 3,5 millones de euros con 39 establecimientos menos que en el anterior.

Fusión de marcas

Hasta el cierre de este último ejercicio (el pasado febrero) el grupo tenía 472 puntos de venta en 29 países. Ahora ha comenzado un proceso de fusión de las distintas marcas con el objetivo de quedar con 416 tiendas Adolfo Dominguez. La cifra final de puntos de venta se completará con nuevas aperturas este año y la renovación de la red comercial mediante un plan de fusión de marcas para centrar todo su diseño, negocio y red de tiendas en la marca principal.

La compañía se propone transformar, en un plazo de cinco meses, 115 tiendas de sus submarcas (U y AD+) en tiendas Adolfo Dominguez, convencida de que el plan generará importantes sinergias en los procesos de diseño, logística y red de tiendas. “La fusión de marcas en una sola está directamente orientada a mejorar la oferta al cliente, tanto en el producto como en la percepción de la marca”, sostiene la empresa.

Durante el último periodo (2017-2018) la compañía abrió nuevas tiendas en España, China, México, Irán y Qatar y después del cierre de este ejercicio, inauguró su primera tienda en Moscú (Rusia) y en el aeropuerto de Acapulco (México). Ahora programa la entrada en el mercado australiano con un nuevo establecimiento en Sidney y el relanzamiento de sus tiendas insignia en España (Madrid y Barcelona) tras su rediseño.